miércoles, 2 diciembre 2020 04:16

Cataluña impulsa una estrategia con kits de automuestra que se recogerán en farmacias

La consellera de Salud de la Generalitat de Cataluña, Alba Vergés, ha presentado la nueva estrategia del departamento para acompañar el Plan de flexibilización de las restricciones derivadas de la segunda ola de la pandemia de coronavirus en la que, entre otras medidas, se harán cribados a partir de kits de automuestra de pruebas PCR que los ciudadanos podrán recoger en las farmacias catalanas.

Lo ha explicado este viernes en rueda de prensa acompañada del secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, que ha concretado que la estrategia recoge tres tipos de cribado: comunitarios, a personas vulnerables como los usuarios de residencias y a colectivos específicos como los profesionales sanitarios.

El secretario ha detallado que la estrategia con kits de automuestra PCR tendrán una organización similar a los cribados que realiza Cataluña con el cáncer de colon: se notificará a la población por carta, que si decide participar deberá ir a la farmacia a recoger el kit, se realizará la prueba PCR a si mismo, devolverá el kit a la farmacia etiquetado como indicará en la carta para que se analice en un laboratorio y tendrá el resultado en 48 horas.

Como sigue la misma estrategia que el cribado del cáncer de colon, el secretario ha defendido su viabilidad: “Es una logística que ya tenemos preparada y bien validada desde hace muchos años. Tenemos oficinas de cribado, tenemos cargado el censo y conocemos el envío de cartas”.

Argimon ha explicado que empezarán a enviar cartas en un mes, que empezarán con la población de 50 años o más con la misma toma de muestras que han planteado en los institutos catalanes, que “no tiene dificultad” y no precisa de ningún tipo de permiso para su despliegue.

Al ser preguntado por si esta estrategia de kits de automuestra PCR en las farmacias tendrá una periodicidad, Argimon ha descartado esa opción y ha explicado que será “una sola vez”.

RESIDENCIAS

Otra de las líneas de la estrategia del departamento es el cribado a colectivos vulnerables como los usuarios de las residencias catalanas, por lo que “intensificarán” el testeo en el ámbito residencial que pasará a tener una frecuencia semanal.

Además, Argimon ha concretado hace “tres semanas o más” que no realizan cribados a un 70% de los centros residenciales catalanes al ser consideradas verdes -sin casos de coronavirus-, en los que volverán a hacer pruebas para la detección de asintomáticos.

ÁMBITO DEPORTIVO

Conjuntamente con la Secretaría General del Deporte de la Generalitat, iniciarán también cribados a personas en clubes de deportivos de 18 años o más, al ser la franja en la que “menos esfuerzo diagnóstico” han hecho y la que tiene la incidencia de casos más elevada.

Ha detallado que pedirán a los clubes que tengan a una persona responsable de recoger la información de los testados para que se pueda garantizar la trazabilidad y para que la ciudadanía disponga de los resultados así como los profesionales sanitarios en el historial clínico del paciente.

También reclamarán que haya alguien que pueda realizar la toma de muestras y Argimon ha subrayado que estos cribados no se realizarán para poder competir: “Que no nos dé falsa seguridad, no es para un uso individual”, ha advertido.

CRIBADOS COMUNITARIOS

Argimon ha anunciado que el lunes retomarán los cribados comunitarios “en zonas con una alta incidencia” de casos que empezarán en las localidades de Rubí y Terrassa (Barcelona) a través del Banc de Sang i Teixits, que se hará cargo de todo el proceso.

“Lo haremos intentando desplegar el máximo número de personas para llegar al máximo número de gente en poco días”, ha argumentado el secretario en relación a estas zonas de mayor incidencia de la pandemia.

Asimismo, la estrategia del departamento también incluye cribados comunitarios en puntos ligeros, es decir, en vez de realizar un “gran despliegue” de personas, se hará con poca gente pero en muchos puntos que estén lo más dispersos posible de toda la geografía de Cataluña.

El departamento seguirá realizando los cribados poblacionales a través de las escuelas con más de 300 personas en equipos móviles que se desplazan a todas los centros, con los que han realizado 488.000 pruebas PCR en dos meses, cerca del medio millón que anunció el Govern en septiembre.