Sanz
Miguel Sanz, expresidente de Navarra.

UPN se desnaturalizó, tal y como afirman algunos de sus militantes, al formar una coalición con una fuerza antifuerista como Ciudadanos. Esta forma de sentir la expresó en el Día del Partido regionalista uno de sus militantes más emblemáticos: Miguel Sanz.

El que fuera presidente de la Comunidad Foral de Navarra entre 1995 y 2011 acabó sus días políticos lejos del PP, que tuvo que rehacer su pequeña voz en la Comunidad Foral, y ahora ve que Javier Esparza ha atado pacto no solo con el PP, sino con una fuerza como Ciudadanos.

Sanz aseguraba hace unos días que ve a UPN “un poco confundida” dentro de Navarra Suma, coalición que electoralmente ha demostrado un gran tirón, tanto en las forales como en las estatales, y que se ha convertido en modelo estatal para Pablo Casado.

La idea de Navarra Suma, diseñada por Ana Beltrán y ejecutada con sigilo por Javier Esparza, molesta al expresidente y ha provocado un ligero runrún interno dentro de UPN y sus socios electorales.

EL PP DE NAVARRA NO APLAUDE A SANZ

José Suárez, miembro del PP navarro, se ha mostrado disgustado con las palabras de Miguel Sanz y ha asegurado que “Navarra Suma se ha demostrado una fórmula de éxito y ha tenido un respaldo mayoritario por la sociedad navarra”.

Pablo Casado en Navarra

Casado pide a Sánchez que no entregue Navarra a “Batasuna”

Pablo Casado ha pedido a Pedro Sánchez que deje gobernar a los constitucionalistas y no entregue Navarra al "anexionismo de los herederos de Batasuna". Pese a las insistencias del líder del Partido Popular, el PSN alcanzó este mismo jueves un acuerdo de gobierno con las fuerzas de izquierdas, que d...

Navarra Suma, asegura Suárez, “está preparada para gobernar, puede gobernar y las ideas las tenemos muy claras. Yo respeto lo que opinen dirigentes de un partido político con el que somos socios”.

ESPARZA EVITA EL CHARCO

Javier Esparza ha evitado el charco de Miguel Sanz y prefiere arremeter contra el PSN porque “hay un sometimiento claro de María Chivite y el PSN al nacionalismo y el independentismo vasco. Chivite preside pero lidera Barkos”.

El líder regionalista asegura que “en lo fundamental se están haciendo las mismas políticas que hacía el cuatripartito” y para ello el PSN ha tenido que coleccionar, según Esparza, “renuncias, incumplimientos e incoherencias”.

También explica respecto a las negociaciones presupuestarias que “Chivite ha accedido de antemano a las exigencias de Bildu, que pidió hablar antes de que el anteproyecto de presupuestos llegara al Parlamento y que hubiera una reunión pública”.

El PSN, añade, “había dicho por activa y por pasiva que no se iba a sentar con Bildu, que no iba a llegar a acuerdos con ellos, ha renegado de ellos… Pero llega la hora de la verdad y Chivite se sienta con EH Bildu en su despacho en el Palacio de Navarra. Una presidenta socialista del Gobierno de Navarra se sienta con Bildu a una mesa para negociar los presupuestos y la política fiscal con luz y taquígrafos delante de las cámaras. Con esto está todo dicho”.

ESPARZA PONE EN UN APRIETO A CHIVITE

El líder de la oposición se muestra dispuesto “a negociar, pero Chivite tendrá que decidir. Que nos lo diga claro. Si nos dice que quiere llegar un acuerdo presupuestario con nosotros, nos sentamos mañana. Pero sabe que, si estamos nosotros, no está Bildu. Yo lo que creo es que todo está orientado a un acuerdo con Bildu. ¿Quién la hizo presidenta?”.

Sanz
Javier Esparza durante una entrevista. Foto: RTVE.

Esparza ha explicado que en la reunión con Chivite le trasladó su “visión en política fiscal, que era coincidente con la que el PSN tenía antes. Pero ahora no critica la política fiscal del cuatripartito, y ahora que puede revertirla, no lo hace”.

OTRAS POLÉMICAS DE UPN

Alejandro Toquero se ha convertido en un político de fuerza emergente dentro de UPN después de liderar la lista de Navarra Suma que recuperó el pasado 26-M la ciudad de Tudela por mayoría absoluta.

Pero en los últimos días se ha visto salpicado por una polémica al ser acusado por varios alcaldes navarros de intentar convertir un organismo público, el Consorcio Eder, en un “chiringuito político” favorable a UPN.

Toquero no ha ocultado su deseo de cambiar al gerente de Eder, pero ha explicado que su planteamiento no pasa por elegir al nuevo gestor a dedo sino “avanzar, dar un paso más y realizar un proyecto para el futuro de la Ribera”.

Para ello asegura que busca a “un interlocutor que defienda los intereses de toda la Ribera. En este sentido siempre hemos dicho que se debe iniciar un nuevo proceso de selección abierto y transparente para los parámetros que estamos buscando”.

TOQUERO CARGA CONTRA BILDU, PODEMOS O GEROA BAI

El alcalde de Tudela se muestra disgustado tras ser atacado por varias fuerzas y dice que “es curioso que partidos como Bildu, Podemos o Geroa Bai lo hayan criticado con dureza cuando ni tienen representación política en Tudela y nula en toda la Ribera. Igual deberían pararse a pensar en atacar menos y cuidar más a nuestra Merindad. Igual así conseguirían algo de representación”.

“Yo no voy a entrar en descalificaciones. No es mi estilo, ni nunca lo será. Yo no he venido a la política a ver pasar los problemas sino a intentar poner soluciones. A mi los tudelanos me pusieron para defender y luchar por sus intereses y los de la Ribera. En eso estoy y estaré siempre”, añade.

Tráfico

El PSOE se reconcilia con la izquierda navarra tras 23 años de divorcio

En 1996 el PSOE ordenó al PSN que cediese la presidencia de Navarra a UPN para cerrar el escándalo en el que estaban sumidos los socialistas navarros. Desde entonces hubo una especie de 'pacto de Estado' a nivel foral que caducó en 2015, fecha en la que los ciudadanos desalojaron al bipartidismo. ...

Toquero también ha protagonizado una polémica al haber asegurado hace unos días que el Ayuntamiento de Tudela había desmantelado una trama de empadronamientos irregulares. José Luis Arasti, delegado del Gobierno en Navarra, le ha acusado de haber puesto en “riesgo el resultado de una operación policial y el trabajo de muchos meses”.

Según Arasti la denuncia de Toquero es “un caso evidente de oportunismo político con el único fin de sacar rédito a una cuestión que debería estar fuera de todo debate político, en la que debería primar el trabajo policial y la coordinación entre los cuerpos”.

 

Comentarios