La residencia de mayores Acción Social de Atención a Mayores ‘Guadarrama’, titularidad del Ministerio de Defensa, ha cerrado sus puertas a visitas tras recibir el nuevo protocolo de la Comunidad de Madrid, han confirmado fuentes del propio geriátrico y familiares de usuarios.

La dirección de la residencia, situada en el número 2 de la calle Prado de la Venta de la localidad madrileña de Guadarrama, en el kilómetro 51,500 de la carretera Nacional VI, ha tomado esta decisión por prevención, ya que no han registrado ningún brote de coronavirus en las últimas fechas. De hecho, durante el pico de la pandemia fue de los centros menos afectados de la región.

La Comunidad de Madrid ha enviado esta semana a las 475 residencias de mayores de la región, indistintamente de su titularidad, el nuevo protocolo con las medidas para evitar la propagación del Covid-19 en estos centros, que entraron en vigor este viernes, tras ser publicadas en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM).

De esta forma, se han restringido desde este jueves las visitas de familiares a los geriátricos, que ahora tendrán que ser de una persona por cada residente y limitadas a una hora diaria como máxima y deberán escalonarse a lo largo del día.

Esta medida, que forma parte de las once acordadas por unanimidad entre el Gobierno y las comunidades autónomas en el marco del Consejo Interterritorial, estará en vigor “hasta la finalización de la vigencia de la declaración de actuaciones coordinadas en salud pública para responder ante la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos positivos por Covid-19 aprobada mediante Orden Comunicada del Ministro de Sanidad de 14 de agosto de 2020”.

Además, se limitarán las salidas de los residentes en centros sociosanitarios en función de la situación epidemiológica de la Comunidad y de las características serológicas del centro.

Estas medidas se podrán exceptuar “en el caso de personas que se encuentren en proceso del final de la vida y en situaciones de cuidados paliativos” de conformidad con lo dispuesto en las instrucciones descritas en el protocolo de atención a pacientes y familias al final de la vida durante la pandemia.

Por otra parte, los centros deberán acreditar, por declaración responsable del director del centro, que cumplen con las medidas de apertura descritas en el documento ‘Actualización respecto a las medidas a adoptar en residencias de mayores en la Comunidad de Madrid durante la pandemia’.

Esta declaración responsable del director del centro se remitirá a la Dirección General de Atención al Mayor y será validada por la Dirección General de Coordinación Sociosanitaria.

PCR A LOS NUEVOS INGRESOS

Además, se realizarán pruebas PCR para la detección del SARS-CoV-2 a todos los nuevos ingresos con 72 horas de antelación, como máximo, a la fecha de ingreso. Del mismo modo, se llevarán a cabo estos test a todos los trabajadores de los centros que regresen de permisos y vacaciones, así como a los nuevos trabajadores que se incorporen.

Esta determinación deberá realizarse a través de los servicios de prevención de riesgos laborales en las 72 horas previas a la incorporación. Se recomienda la realización periódica de pruebas PCR a los trabajadores que estén en contacto directo con residentes.

LOS BROTES EN RESIDENCIAS “VAN A CONTINUAR”

En el protocolo, elaborado por la Dirección General de Coordinación Sociosanitaria, se prevé que los brotes de Covid en las residencias “es previsible que vayan a continuar, a pesar de todas las medidas adoptadas por la Comunidad de Madrid, dada la alta contagiosidad de este virus y la atípica presentación que puede tener en pacientes institucionalizados”.

No obstante, señalan que aprender a vivir con el virus y mantener las relaciones sociales es necesario para la calidad de vida de los mayores. Por ello, ven “imprescindible” insistir en la importancia que las visitas tienen en las familias y los residentes “y es imperativo que los centros las faciliten, en función de su situación particular”.

Con el fin de que tanto familiares como residentes y profesionales puedan ser conocedores de cuándo se tendrán que tomar estas medidas, de forma transparente y consensuada, la Comunidad propone un umbral epidemiológico a nivel comunitario, a partir del cual esté justificada la toma de estas medidas más restrictivas en el ámbito de las visitas e ingresos en las residencias en función de la serología de cada centro.

Por ejemplo, en el informe del 18 de agosto la incidencia acumulada es mayor de 80 con lo que se considera que Madrid está en el escenario de nivel 3. Según se vaya finalizando el mapa serológico y cada centro disponga de sus propios datos, estos podrán adaptarse a las diferentes medidas.

Aquellos centros que ya dispusiesen de información de su situación de inmunidad por estudios previos pueden utilizarla. Independientemente de la situación epidemiológica de la región, Sanidad cree necesario una reseña para aquellos centros en los que existe una baja inmunidad o bien no tuvieron casos en la previa: “la capacidad de diseminación del virus no ha disminuido y son los centros que más riesgo tienen de presentar cuadros graves”.

Ve necesario también revisar periódicamente el plan de contingencia y la formación del personal para disminuir el riesgo de infección. En situaciones de cuidados paliativos o final de vida se seguirán unas instrucciones especiales.

NIVEL 3

En el nivel actual, las residencias con nivel de inmunidad alto (definidas como aquellas con >70% de residentes con IgG +) se permiten ingresos si se cumplen los criterios establecidos, se permiten salidas del centro con limitaciones y se permiten, en función de las posibilidades de cada centro, 2 visitas a la semana de una hora de duración con cita previal.

Las residencias con nivel de inmunidad medio (definidas como aquellas con 50-70% de residentes con IgG +) se permiten ingresos si se cumplen los criterios establecidos, no se permiten salidas del centro y se permite, en función de las posibilidades de cada centro, 2 visitas a la semana de una hora de duración con cita previa.

Las residencias con nivel de inmunidad bajo (definidas como aquellas con <50% de residentes con IgG + o bien no disponen todavía de datos) no se permiten salidas del centro y se permite, en función de las posibilidades de cada centro, 1 visita a la semana de una hora de duración con cita previa