La crisis económica derivada de la pandemia se ha colocado en octubre como el primer problema nacional seguida del coronavirus, con una presencia en el 39,6% y el 38,3% de los cuestionarios, respectivamente, y desplazando al paro a la tercera plaza de la lista que mensualmente elabora el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

En el último barómetro, hecho público este jueves, se detecta un importante incremento de la preocupación por la situación económica y la sanitaria. Las menciones a ambas suben en torno a diez puntos respecto al sondeo de septiembre.

El trabajo de campo del estudio se realizó durante los primeros siete días de octubre, en plena polémica por el cierre de parte de la Comunidad de Madrid en aplicación del acuerdo del Consejo Interterritorial de Salud que luego tumbó un tribunal, pero terminó antes de que el Gobierno decretara el estado de alarma en la región.

En concreto, las menciones a la crisis económica se sitúan en el 39,6% –frente al 29,7% de septiembre cuando era el segundo problema– y también suben, en su caso once puntos, las alusiones a al Covid-19 y a la falta de recursos para hacer frente a la pandemia, que llegan al 38,3%, aún lejos del 49,3% del pasado mes de abril.

EL PARO, EN SU MÍNIMO HISTÓRICO

Estas importantes subidas han provocado que el paro, que había vuelto a liderar la lista de problemas desde junio, ahora caiga a la tercera posición, perdiendo casi seis puntos respecto al mes anterior y marcando un 25%, su cota más baja de la serie histórica. En marzo, antes del estallido de la pandemia aparecía citado como un problema en el 59,8% de las encuestas.

Por detrás del desempleo figura el mal comportamiento de los políticos (20,7%) y la quinta plaza es para la sanidad, con un 20%, 6,5 puntos más que en septiembre y por encima del 19,8% que reunió en marzo, al inicio de la primera ola de la enfermedad.

Tras la sanidad, aparecen hasta cuatro categorías que hacen referencia a los “problemas políticos” y la actuación de los representantes públicos y que copan de la sexta a la novena plaza de la tabla de problemas del país.

El pasado mes de enero, tras confirmar el nuevo Gobierno a José Félix Tezanos como presidente del organismo, el CIS modificó las categorías que desde hacía décadas figuraban en la tabla de problemas de España y dividió en tres apartados las menciones negativas hacia los políticos que antes se agrupaban en una y que se había consolidado como la segunda preocupación de los encuestados.

TEZANOS DIVIDE EN CINCO LOS PROBLEMAS VINCULADOS A LOS POLÍTICOS

Ahora las alusiones a los problemas políticos se dividen hasta en cinco apartados: el “mal comportamiento de los políticos”, con un 20,7% de menciones, “los problemas políticos en general” (18,9%), la “falta de acuerdos, de colaboración y de unidad” (11,8%), lo que “hacen los partidos” (8,5%) y “la acción del Gobierno y los partidos o políticos concretos” (7,1%).

A esto se añade que desde el pasado mes de marzo, el CIS ya no pregunta por la situación política y únicamente pide opinión a los encuestados sobre la situación económica general y personal.

En concreto, en octubre marcan récord quienes descalifican la coyuntura económica del país. Es “mala o muy mala” para 86,7% –un porcentaje que sube 7,8 puntos respecto al mes anterior– y supera en 46 puntos la cifra de antes del inicio de la pandemia (40,3%).

En el ámbito personal en octubre un 56,3% admite tener “buena o muy buena” situación económica, frente al 20,6% que confesaba tenerla “mala o muy mala”.

SUBE LA PREOCUPACIÓN POR LA MONARQUÍA, PERO EN EL 1%

El sondeo refleja también que la inquietud por la corrupción y el fraude sigue en descenso (ahora sólo aparece en el 4,3%, frente al 17,9% con el que empezó 2020) y ya es el decimocuarto problema. Por contra, tras la polémica por el veto del Gobierno a Felipe VI en el acto de entrega de despachos judiciales el pasado 25 de octubre, se han incrementado las alusiones a la Monarquía como un problema.

En concreto, repiten su récord histórico de junio de 2014, cuando Juan Carlos I anunció su decisión de abdicar. Sigue siendo un porcentaje muy bajo –en septiembre se había anotado un 0,5%– pero ya figura en el puesto 21 de una tabla de 45 categorías, mientras que el mes anterior estaba en el 30.