Inés Arrimadas

Ciudadanos mantiene su veto a Pedro Sánchez. Lo anunció antes de las elecciones generales, de forma insistente, y lo ha refrendado este lunes, de cara a las elecciones municipales y autonómicas del próximo 26 de mayo. Aunque Inés Arrimadas a preferido calificar de “muy complicada” la posibilidad de llegar a un acuerdo, en lugar de un rotundo no. La condición es que los candidatos socialistas se enfrenten a Sánchez.

Sí, la portavoz de Ejecutiva de Ciudadanos ha comentado que la única vía posible para que pacten con el PSOE es que los candidatos socialistas se muestren “disidentes” y critiquen las últimas actuaciones de Pedro Sánchez, más en concreto las subidas de impuestos y la no aplicación del artículo 155 en Cataluña. “De momento no se ve ninguno, se ve a todo el mundo riendo las gracias“, ha afirmado.

“Con este PSOE es muy complicado llegar a acuerdos”, ha mencionado Arrimadas, que echa toda la culpa al presidente del Gobierno en funciones. “Se ha cargado al PSOE porque lo ha radicalizado”, ha comentado la número dos de la formación naranja. De momento, Ciudadanos aún no se ha posicionado para posibles pactos a la andaluza con con PP y Vox.

Concretamente, le gustaría ver a candidatos socialistas criticando las subidas de impuestos anunciadas por el presidente del Gobierno, que “mienta” sobre su tesis doctoral, que pacte con Podemos y con partidos nacionalistas o que en algún municipio balear el PSOE se presente a las elecciones con ERC, y también querría escuchar a representantes autonómicos y municipales del PSOE defendiendo que se aplique de nuevo el artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

“SILENCIO CÓMPLICE” DE CANDIDATOS SOCIALISTAS

¿Va a haber alguien en el PSOE que diga públicamente que Sánchez ha tomado un rumbo equivocado o se van a quedar en el silencio cómplice y fácil?”, ha manifestado, insistiendo en que va a ser “muy difícil” que Cs alcance acuerdos postelectorales con “este PSOE de Sánchez”.

De lo que se ha mostrado convencida Arrimadas es de que Ciudadanos “va a liderar muchos gobiernos” municipales y autonómicos tras el 26-M y que esta vez serán el PP y el PSOE los que tendrán que decidir si apoyan la investidura de los candidatos de la formación naranja.

“Salimos a ganar y a gobernar”, y el resto de partidos tendrán que aclarar a los electores “si nos van a apoyar o van a dejar que los populistas y los nacionalistas gobiernen en muchas ciudades y comunidades autónomas”, ha señalado.

Para argumentar su posición, la portavoz de Cs ha afirmado que el crecimiento “exponencial” de su partido en las elecciones generales del 28 de abril sugiere que en los comicios del 26 de mayo también conseguirá unos buenos resultados.

Según ha recordado, Ciudadanos superó en votos al PP en cinco comunidades autónomas (Andalucía, Cataluña, Aragón, Madrid y Baleares) y en algunas de las ciudades más pobladas de España, convirtiéndose así en “la alternativa al PSOE” en estos territorios.

CIUDADANOS, “DIQUE DE CONTENCIÓN” CONTRA SÁNCHEZ

Allí, “Ciudadanos va a ser el dique de contención contra las malas políticas del Gobierno de España” y contra “los pactos con los populistas” (en referencia a Podemos) y “las cesiones al nacionalismo”, ha asegurado, agregando que están “preparados para gobernar”.

Mientras tanto, el presidente del PP, Pablo Casado, tendrá que entender “el rol que le han dado las urnas” a su partido y elegir entre respaldar a Cs en aquellos municipios y comunidades donde obtenga menos votos o, en caso contrario, “dejar que gobierne el sanchismo” con Podemos y con el nacionalismo. “Nosotros lo hicimos con el PP”, ha dicho sobre los acuerdos de investidura que firmaron ambos partidos.

Inés Arrimadas

Ciudadanos prefiere liderar la oposición a tender su mano a Sánchez

Aún es pronto para despejar todas las incógnitas, pero en Ciudadanos no parecen muy predispuestos a tender su mano a Sánchez. Tras los resultados electorales, que dejaron una mejoría latente en la formación naranja, Albert Rivera compareció ante los militantes del partido para admitir que liderarí...

En Ciudadanos “priorizaremos los pactos con partidos constitucionalistas”, ha explicado Arrimadas, que no ha aclarado si estarían dispuestos a incluir a Vox en los gobiernos que lideren. Según ha recordado, en las elecciones generales el partido de Santiago Abascal no cumplió las altas expectativas generadas por las encuestas, pese a haber conseguido 24 escaños.

Comentarios