CNMV Iberdrola Villarejo
Edificio de la sede de Iberdrola en Bilbao

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha pedido explicaciones a Iberdrola por los trabajos que encargó al comisario José Manuel Villarejo. El requerimiento se ha producido a raíz de la publicación en MONCLOA.COM, en una investigación conjunta con Elconfidencial.com de las labores de espionaje realizadas para evitar la oposición a la construcción de una central eléctrica en Arcos, desprestigiar al que fuera presidente de Endesa, Manuel Pizarro y hostigar a los miembros del comité de empresa de la central nuclear de Cofrentes.

La CNMV ha pedido también a Iberdrola que informe de las razones que le han llevado a despedir al que era su jefe de Seguridad, Antonio Asenjo, tras la publicación de estas informaciones. Según los informes elaborados por Villarejo, Asenjo fue la persona que le encargó los trabajos. Estos incluyeron el acceso al tráfico de llamadas telefónicas, seguimientos personales, o información sobre aspectos de la vida privada de las personas objeto del espionaje del comisario.

La CNMV abrió en junio del año pasado una investigación sobre la contratación de Villarejo por parte del BBVA. El contenido de los servicios al banco que presidía Francisco González incluyerón, como publicó este periódico, el espionaje del vicepresidente de la CNMV, entre otros.

Iberdrola Villarejo llamadas

Iberdrola usó a Villarejo para infiltrarse en una plataforma ecologista e investigar a un juez

  • El comisario también informó sobre detalles de la vida íntima del juez que tenía que decidir sobre los recursos contra una central de esta compañía.
  • Además de gestionar la iniciativa tomada por la CNMV, Iberdrola ha tenido que mantener una reunión con los sindicatos. Estos le han mostrado su inquietud al conocer que la compañía utilizó los servicios de Villarejo para hostigar a miembros del comité de empresa de la central nuclear de Cofrentes, a los que consideraba responsables de la filtración a medios de comunicación y organizaciones ecologistas de información sobre fallos de seguridad en esta instalación. Además el comisario destacó en sus informes que era necesario que la compañía vigilara las reuniones de los miembros del comité de empresa.

    El calado de los trabajos que realizó Villarejo para Iberdrola queda en evidencia en varios informes por escrito y en grabaciones realizadas por el comisario, buena parte de ellas con el jefe de seguridad de la eléctrica, Antonio Asenjo.

    VILLAREJO SE INFILTRA POR ENCARGO DE IBERDROLA

    Así, en los informes relacionados con los servicios que prestó sobre la central térmica de Arcos de la Frontera (Cádiz), se puede comprobar cómo el policía consiguió infiltrarse en una organización ecologista y vecinal contraria a la construcción de esta central. Los informes sobre Arcos también incluyen datos sobre la vida íntima de un juez que tenía en sus manos los recursos contra las obras que se estaban realizando.

    En aquella ocasión también hizo lo posible por desactivar la oposición de partidos políticos como PSOE e Izquierda Unida, para lo que espió los movimientos y el entorno familiar y profesional de líderes locales y sus familiares.

    Los servicios prestados a Iberdrola incluyeron también informes en los que Villarejo buscó información relevante de Manuel Pizarro, entonces presidente de Endesa, principal competidora de Iberdrola. El objetivo era desprestigiarle e intentar hacerle abandonar su puesto. Estos servicios se prestaron durante el año 2004.

    Iberdrola Cofrentes

    Iberdrola espió y hostigó a sindicalistas de la central nuclear de Cofrentes

  • El objetivo era evitar la filtración de información sobre problemas de seguridad en esta instalación.
  • Tras conocerse la entidad de estos trabajos con la publicación a lo largo de este mes de octubre, Iberdrola decidió abrir la investigación sobre su relación con Villarejo ya que, en principio, consideraba que se trataba de servicios relacionados con la seguridad física de sus instalaciones. Posteriormente despidió a su jefe de Seguridad, Antonio Asenjo.

    Una vez que tuvieron noticia del hostigamiento realizado a los miembros del comité de empresa de la central nuclear de Cofrentes, tanto el sindicato Confederación General del Trabajo (CGT) como la organización ecologista Greenpeace están estudiando si emprenden acciones legales contra Iberdrola.

    La policía, por su parte, también investiga todas estas nuevas revelaciones, que se unen a las pesquisas que ya estaba realizando alrededor de la relación de Villarejo con Iberdrola. Los investigadores tienen que dilucidar si los servicios prestados por el comisario tienen carácter delictivo y si estos han prescrito.

    Comentarios