La Comisión Islámica de Melilla (CIM) ha decidido suspender los rezos de los tres próximos viernes, al ser los que más fieles congregan en las catorce mezquitas de Melilla, dentro de las medidas que empezarán a aplicarse en la ciudad española del norte de África los próximos quince días, “con el fin de contribuir a contener los contagios de coronavirus en nuestra ciudad”.

Según ha informado un portavoz, la federación de asociaciones de musulmanas melillense también ha acordado “no celebrar en las mezquitas los rezos de las tardes y noches de cada día, al ser igualmente los que congregan a mayor número de musulmanes”.

La CIM ha pedido comprensión a las miles de personas que acuden a estos rezos en las distintas mezquitas de Melilla y recuerda que “se han tomado estas medidas por el bien de la salud de todos”, unas determinaciones que la federación religiosa musulmana ya ha comunicado a la Consejería de Salud Pública de la Ciudad Autónoma de Melilla.

La citada fuente ha recordado que esta misma situación se vivió durante el confinamiento de los primeros meses de la pandemia, “aunque en aquella ocasión se cerraron por completo las mezquitas, incluso cuando se nos permitía un tercio del aforo”. “Ahora, en cambio, lo que se evitarán son los rezos con mayor aglomeración de personas”, ha recalcado.