sexo covid-19

Nuestra vida ha cambiado desde marzo. Esta es una afirmación que no nos es indiferente. Con la llegada de la pandemia provocada por la Covid-19, nos vimos abocados a un confinamiento de varios meses. Después de eso, llegó la “nueva normalidad”. Sin embargo, poca vida normal hacemos en muchos casos, sobre todo en temas tan íntimos como pueden ser el sexo.

Estábamos acostumbrados a salir, tomar algo, quedar con amigos y, por supuesto, ligar. En esta nueva situación, los locales nocturnos tienen problemas a la hora de abrir, han tenido que echar el cierre y las oportunidades de encontrar el amor parece que cada vez van siendo más bajas. Pero, ¿es imposible mantener relaciones en tiempos de coronavirus?

Si a ti también es un tema que te interesa, descubre cómo disfrutar de un sexo seguro con la Covid-19 a tu alrededor.

El sexo significa contacto y el contacto nos da miedo

sexo contacto

A la hora de tener sexo, una de las claves principales es, por supuesto, el contacto físico. Como tenemos que tratar de limitar este contacto para frenar los contagios, las relaciones sexuales tienen que cambiar y ser más seguras. Muchas personas temen a la enfermedad, por lo que debemos ser creativos y buscar nuevas formas de obtener placer.

Si tenemos parejas esporádicas o mantenemos una relación abierta, lo mejor es llevar a cabo algunas medidas de prevención. Estas pasan por mantener siempre un adecuado y frecuente lavado de manos, usar siempre preservativos o esperar un poco más a la hora de mantener o no sexo con otra u otras personas.

Cuando buscamos el amor en aplicaciones como Tinder, antes era muy habitual mantener relaciones en la primera o primeras citas. Ahora, la tendencia ha cambiado. Queremos intimidad más segura y, por eso, ligar también nos cuesta más.

¿Sexualidad con mascarilla? Consecuencias del Covid-19

covid-19 mascarilla

La nueva normalidad, como su propio nombre indica, ha traído varios cambios. Parece que nos encontramos ante un tiempo en el que mantendremos relaciones sexuales con mascarilla, cosa que hace tan solo unos meses nos hubiera parecido de ciencia ficción.

Aunque en la práctica no sabemos si se llevará a cabo esta medida, lo cierto es que estos han sido los resultados de un reciente estudio publicado en la revista “Annals of Internal Medicine”. La investigación fue llevada a cabo por expertos de la Universidad de Harvard, de los Estados Unidos. Según la misma, para tener sexo seguro, además de usar los métodos anticonceptivos habituales, conviene llevar siempre mascarilla.

Otro de los factores que también se deben limitar son los besos. Estos son uno de los primeros elementos que compartimos con la otra persona antes de comenzar la intimidad. Es un elemento erótico, que expresa amor y también pasión. No obstante, en la actualidad, también es uno de los principales focos de contagio.

Caricias, importantes en el sexo

sexo caricias

Se han realizado varias guías para saber cómo mantener sexo seguro en tiempos de Covid-19. Una de las primeras recomendaciones es que nuestra pareja sexual más segura somos nosotros mismos. La masturbación es, por tanto, la práctica sexual más recomendada mientras no se extinga el coronavirus.

En segundo lugar, encontramos la pareja estable conocida. No obstante, esto no quiere decir que no se puedan tener parejas o relaciones de forma esporádica. Lo cierto es que el riesgo cero no existe, por lo que queda bajo nuestra responsabilidad tomar las medidas oportunas. Hay posturas y prácticas sexuales más recomendables, como pueden ser aquellas en las que no estamos cara a cara.

El contacto físico en una relación sexual, sin embargo, es una parte esencial de la misma. Si queremos demostrar amor o cariño, daremos abrazos sin pensarlo. Este es uno de los problemas con los que debemos lidiar a raíz de la pandemia. Las caricias están presentes en el sexo, y es algo muy complicado de controlar.

No solo Covid-19, evitando las ITS

covid-19 its

Antes del confinamiento, según los datos de la Organización Mundial de la Salud en 2019, más de un millón de personas entre 15 y 49 años se contagia día a día de enfermedades como clamidiosis, sífilis o gonorrea. La razón es que se dio una relajación en la prevención de infecciones de transmisión sexual (ITS). Se les había perdido el miedo.

La Covid-19 ha vuelto a poner de moda las medidas preventivas. Aunque queda mucho para encontrar una vacuna efectiva, lo cierto es que ya se han visto cambios a la hora de tener sexo debido a la pandemia. Hemos vivido un confinamiento en el que hemos podido pensar y reflexionar, y eso se ha notado en nuestra forma de relacionarnos.

Nos hemos sentido vulnerables, sabemos que somos frágiles. Por eso, hemos decidido cambiar nuestra relación con otras personas y también con nosotros mismos. Hemos vuelto a sentir miedo ante lo desconocido y ha vuelto a nuestra mente ese pensamiento de “mejor prevenir que lamentar”. A la hora de mantener sexo seguro, la mayoría de las medidas las podemos poner nosotros.

El sexo virtual está en auge

sexo virtual

Después de todo lo que hemos vivido, otra de las cosas que está en auge a la hora de mantener sexo seguro es hacerlo de forma virtual. Aunque esto no es algo nuevo, debido a la Covid-19 ha ido en aumento de forma imparable. Muchas son las parejas que han pasado el confinamiento separados, por lo que han tenido que echar a volar su imaginación. Como es lógico, no van a sustituir a las relaciones presenciales, pero pueden ser una gran ayuda.

Si algo bueno ha tenido el coronavirus ha sido su capacidad para unir aún más a las parejas que mantenían una relación estable. Aunque no hayan pasado juntos el confinamiento, se han apoyado y han redescubierto nuevas formas de mantener relaciones íntimas. Esto ha creado vínculos que seguirán siendo una tendencia en los próximos tiempos. Es por eso que ahora está tan valorado el tener una pareja estable. No solo porque practica sexo en estas situaciones es más seguro, sino porque hemos visto que merece la pena.

Por supuesto, seguiremos quedando a través de aplicaciones de citas y continuaremos manteniendo relaciones sexuales de forma esporádica. Esto es casi imposible de cambiar, pero lo que sí debemos hacer es intentar que sea de la forma más segura posible. Es mejor esperar antes de irnos a la cama con nuestra cita, conocerse bien, confiar el uno en el otro y, por supuesto, mantener una buena higiene tanto antes como después del sexo.