bizcochos

En la cocina es donde mejor nos lo pasamos. No importa si no somos un as de los fogones, pues siempre podemos innovar para pasar un buen rato, entretenernos y luego degustar lo que hayamos preparado. En el caso de los bizcochos, son una buena forma de empezar si no estamos demasiado acostumbrados a preparar postres más elaborados. Fáciles de hacer, rápidos y deliciosos, parece que tienen todos los ingredientes.

Las mejores recetas son esas que se hacen en casa con mimo, cariño y cuidado. Precisamente por eso, nos vamos a guiar a través de las mismas para preparar uno de los dulces preferidos por todos. Nos servirá como postre, como desayuno o como un acompañamiento diferente a la hora de tomar el café o el té. En definitiva, será nuestro salvavidas si recibimos visitas en casa.

Hacer una buena receta es mucho más sencillo de lo que crees. Descubre cómo hacer los mejores bizcochos caseros del mundo con estos trucos.

El de naranja, rey de los bizcochos clásicos

bizcocho naranja

Para hacer este bizcocho de naranja, cortamos en trozos 150 gramos de mantequilla y la colocamos en un cuenco grande. La dejamos que repose a temperatura ambiente durante una media hora, hasta que se ablande. Mientras, lavamos una naranja, la secamos con papel y rallamos la piel. Con esa naranja y otra más, haremos zumo y lo filtraremos.

Añadimos 200 gramos de azúcar al cuenco con la mantequilla y batimos hasta obtener una preparación cremosa. Agregamos un yogur natural y removemos. Más tarde, incorporamos la ralladura y el zumo de las dos naranjas mientras seguimos mezclando por unos minutos. Ahora, cascamos 6 huevos y los añadimos de uno en uno sin dejar de batir.

Por último, tamizamos 400 gramos de harina con 16 gramos de levadura en polvo y removemos. Vertemos la masa en un molde engrasado con mantequilla y cocemos con el horno precalentado a 180 grados durante 50 minutos. Cuando lo saquemos, tendremos listo uno de los bizcochos caseros más sencillos y deliciosos.