relacion

¿Estás en una relación y no sabes cómo reconocer si se trata de una pareja sana? Existen una serie de claves para descubrirlo. Es cierto que, durante las primeras etapas, esas en las que conocemos a la otra persona y todo nos parece perfecto, el mundo se puede convertir de color de rosa. Es lo que conocemos como el enamoramiento. No obstante, este, en contra de lo que muchos idealistas puedan pensar, no dura eternamente.

Lo duro viene cuando, después de esa etapa de vino y rosas, viene la realidad. Y, muchas veces, nos damos con ella de bruces. En ocasiones, las personas están tan cegadas por ese amor que las consume que parece que son ciegos a lo que ocurre en la vida real. No es lo mismo ver las cosas desde dentro que desde fuera, aunque existen características que nos pueden ayudar.

Muchas relaciones son mucho menos sanas de lo que deberían. Descubre cómo saber si tu relación es saludable o no.

Confianza y honestidad, las claves de una relación sana

confianza pareja

La base de toda relación es la confianza. Si no hay confianza, no hay nada. Además, esta tarda mucho tiempo en conseguirse, trabajándose día tras día y, sin embargo, se puede perder en tan solo un par de segundos. Por eso es tan importante conservarla. Es cierto que a veces es normal sentir un poco de celos, pues son una emoción completamente natural.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que suelen ser irracionales e infundados. Es por eso que es una de las causas por las que muchas parejas terminan rompiendo. A nadie le gusta que duden de nosotros, por lo que sin una buena base de confianza, la pareja como tal no existirá.

La honestidad es otro de los pilares fundamentales. Va de la mano con la confianza y, desde el principio, debe ser uno de los requisitos principales. No podremos confiar en alguien que no es honesto. Por eso, si pillamos una mentira, la confianza desaparecerá y nos meteremos en una vorágine de sentimientos inestables que desgastarán la relación.

Respeto, apoyo y comunicación

comunicacion relacion

Otra de las claves principales para que nuestra relación sea sana es el respeto. En una pareja, tener respeto por la otra persona cobra un significado especial. Esto trata de cuidar a la otra parte, valorarla, entenderla y comprenderla para poder quererla bien y no solo mucho. Aunque es algo básico, muchos fallan en esta parte y condenan su idilio al fracaso.

El apoyo debe ser mutuo en cualquier caso. En la vida, habrá muchos buenos momentos, pero también malos. La clave es saber que estaréis ahí el uno para el otro pase lo que pase. Estos son los cimientos sólidos de una buena relación. Estar al lado de la otra persona siempre es importante. Felicítala cuando consiga algo bueno y no te vayas cuando venga lo malo, bríndale todo tu apoyo y consuelo.

Además de estos dos valores tan importantes, otra de las cosas que demuestran que lo estamos haciendo bien es mantener una buena comunicación con nuestra pareja. No reprimas nunca lo que piensas ni sientes. Explícale todo lo que te viene a la mente, siempre cuidando el no hacer daño a la otra persona. Si, con respeto, habláis de todo, no habrá nada que pueda con vosotros. Esto, por ejemplo, también se puede llevar al tema del sexo. Encontrad ese punto de unión y no os dejéis llevar por los demás.

Igualdad e independencia

igualdad pareja

En una pareja sois dos personas. Sin embargo, ninguna debe ser más que la otra. Atrás quedó aquella frase de “es que él/ella es quien lleva los pantalones de la relación”. Di adiós a los viejos mitos, en una relación sana siempre debe predominar el equilibrio.

De no ser así, la pareja se convertirá más en una lucha de poder que de amor. Esto puede llevar al sometimiento de una de las partes y a convertir a otra en el ganador o ganadora del duelo. Y eso, lamentablemente, solo producirá infelicidad en ambas partes.

Otra cosa a tener en cuenta es la independencia. Cuando estés con otra persona, nunca te debes abandonar a ti. Es decir, hay que comprender que necesitáis tiempo para cada uno y por separado. Debe haber momentos en los que disfrutemos de nuestra vida como cuando estábamos solteros. Así, después tendremos más cosas que compartir. A veces es bueno echar de menos.

Así es una relación no saludable

relacion toxica

Después de ver los cimientos sobre los que se debe construir una relación saludable, aquella en la que ocurra lo contrario será difícil que lo sea. En una pareja tóxica, las faltas de respeto o las acciones controladoras desembocan en que la pareja no sea sana y, por tanto, conducen al fracaso irremediablemente.

Las personas abusivas, muchas veces, poseen problemas afectivos por traumas ligados a su infancia. Comportarse de determinadas formas puede incluso llegar a ser normal para ellos. Por eso, es muy importante que sea la otra parte quien ponga límites. Y, si no se puede solucionar, cortar por lo sano.

Lo primero que debemos hacer es cuidarnos a nosotros mismos. En caso de que la otra persona haya sufrido o tenga comportamientos ligados a dichas vivencias en su pasado, nosotros no debemos comportarnos como psicólogos. Las personas así necesitan tratamiento antes de establecer una relación de pareja.

Las señales que lo pueden cambiar todo

senales pareja toxica

Cuando estamos en esa etapa de enamoramiento de la que hablábamos al principio, es bastante complicado el conocer lo que ocurre en la realidad de nuestra pareja. Cuando nos enamoramos, para nosotros es todo perfecto, pero, en muchas ocasiones, no es así. Por eso, existen una serie de señales a las que debemos estar atentos antes de introducirnos de cabeza en una relación tóxica.

Puedes ir viendo si la otra persona se enfada cuando tú no estás disponible para ciertos planes o si suele criticar tu forma de vestirte o la de comportarte. Cuidado con que no te deje salir o hablar con más amigos y que te invite a no hacer las actividades que más te gustan.

Una persona que te hace sentir culpable cuando estás feliz o que llega a rozar el insulto si le llevas la contraria es signo de que algo no está bien. Por eso, si ves cualquiera de estas señales, significa que tu relación no es sana y que, lo mejor, es salir de la misma cuanto antes. Recuerda que una pareja significa libertad, respeto y comunicación.

Comentarios