presidente eeuu

En ocasiones, decimos términos o palabras de las que no conocemos demasiado bien el origen. Las heredamos y nos salen solas hablando de forma común. Estos términos también pueden darse incluso en fenómenos de índole psicológica o sexual. Por ejemplo, es lo que ha pasado con el efecto Coolidge, protagonizado por un presidente de los EEUU, de donde cogió el nombre.

Nos referimos a Calvin Coolidge, el 30º presidente de la nación. El efecto que heredó su nombre trata los ritmos que mantenemos a la hora de mantener relaciones sexuales con nuestra pareja. La anécdota, de hecho, los engloba tanto a él como a su mujer, Grace. Tanto fue el furor por la misma que se ha convertido en todo un comportamiento sexual con el que el resto de mamíferos nos sentimos identificados.

Si deseas descubrir más sobre el tema, conoce cómo es el curioso comportamiento sexual que lleva el nombre de este presidente de EEUU.

Efecto Coolidge, nombre de presidente y un patrón de comportamiento

periodo refractario

Lo conocemos como efecto Coolidge y, en él, se recoge la respuesta y comportamiento de un mamífero ante el momento de tener relaciones sexuales tanto con una como con varias parejas. Mide el período refractario, es decir, el tiempo necesario para poder volver a tener una relación después de haber llegado al clímax.

Este tiempo puede aumentar o disminuir según su se va a terminar en la cama con la misma pareja sexual o con una nueva. Se trata de un patrón de índole psicológica y biológica. De hecho, señala que el tiempo de recuperación es menor si el acto se realizará con una persona distinta, y mucho mayor si se practicará con la misma persona que la vez anterior.

Según los diversos estudios que se han realizado sobre el tema, este tiempo afecta en mayor medida a los hombres que a las mujeres. Es decir, el hombre necesita de un mayor período para recuperarse antes de volver a consumar. En las mujeres, ese tiempo disminuye de forma considerable.

El origen del nombre de este comportamiento sexual

presidente coolidge esposa

Este comportamiento hereda el nombre de un presidente de EEUU por una razón. Según cuenta un dicho popular, el origen se dio después de que se diera una visita por separado del presidente Coolidge y su esposa a una granja experimental en manos del Gobierno.

Grace, esposa de Coolidge, se dio cuenta, cuando accedió al área donde se encontraban las gallinas, de que uno de los gallos que allí se encontraban se apareaba con una frecuencia inusual. Este hecho le llamó mucho la atención y le preguntó al encargado cuál era la frecuencia real de estos encuentros amorosos.

Este le respondió que podía hacerlo docenas de veces al día. Por eso Grace, con un tono humorístico, le dijo: “Cuénteselo al presidente cuando pase por aquí”. Después de contárselo a Coolidge, este se interesó por si era con la misma gallina cada vez o con otras. La respuesta fue la siguiente: “Oh, no, con una gallina distinta cada vez”. Después de eso, él le instó a que se lo contara a su esposa.

Explicación biológica al margen del presidente de los EEUU

dopamina

Al margen de la anécdota sucedida con el presidente, existe una explicación biológica relacionada con este hecho. El efecto Coolidge se da porque, si existe la posibilidad de aparearse con una persona diferente, los niveles de dopamina que se concentran en nuestro cuerpo se ven incrementados de forma significativa.

Esto ocurre porque el cuerpo humano se prepara para estar más activo de lo considerado como normal. Es decir, el período refractario será mucho más pequeño, o incluso nulo, ante la posibilidad de un nuevo encuentro sexual.

Sin embargo, si la relación sexual se va a dar con la misma pareja, entra en funcionamiento una disminución en el sistema límbico, encargado de gestionar las respuestas fisiológicas del cuerpo ante los estímulos emocionales. Es decir, este no reacciona de forma tan rápida, lo que se traduce en un período de recuperación mucho mayor que en el caso anterior.

El fenómeno explicado en los mamíferos

mamiferos

Otra explicación para interpretar este efecto Coolidge en los mamíferos es que la propensión de un macho a aparearse con una misma hembra va disminuyendo de forma progresiva. Esto se combina, además, con un aumento del interés sexual por tener diferentes parejas sexuales.

Sin embargo, los machos que reconocen a sus parejas anteriores y después muestran un interés mayor por la nueva, deben tener una ventaja selectiva. Es decir, son capaces de distribuir su esperma de forma uniforme entre todas las hembras que encuentran por el camino.

Esto se da en todo el espectro de los mamíferos, desde el más grande al más pequeño. La razón es que la reproducción se trata de un imperativo genético. La necesidad de fecundar nuevas hembras se encuentran estrechamente relacionado con la liberación de dopamina en el cerebro de los machos.

Cómo fue el presidente Coolidge de los EEUU

presidente eeuu

El presidente de los EEUU Calvin Coolidge fue el 30º en ocupar este cargo. Lo hizo desde el año 1923 hasta el 1929. De hecho, se le conocía por ser un hombre de escasas palabras y que tenía un trato difícil con los demás debido a su reservada forma de ser. Carecía de habilidades sociales.

No obstante, cuando gobernó, tenía mano dura para hacerlo y, sobre todo, para legislar. No dudaba ni un instante en aplicar las leyes más impopulares. Cuando estaba convencido de que haciéndolo podría solucionar un problema, no dudaba en ponerlo en marcha aunque eso le hiciera ganarse cada vez más enemigos y perder votos.

Por eso, llama la atención la anécdota que se le atribuye. Era un hombre reservado y que prefería mantenerse al margen de los eventos sociales. Muchos creen que este hecho, en vez de ser una anécdota, se trata más de una leyenda que de una historia real. No obstante, dos décadas después de que sucediera, sirvió para darle su nombre a este curioso fenómeno sexual muy relacionado con el comportamiento de los mamíferos a la hora de aparearse.

Comentarios