discotecas-madrid-vacía

el corte ingles

Los presidentes autonómicos y alcaldes de varios municipios tienen claro que los rebrotes se están produciendo, en gran medida, por culpa de los más jóvenes, que se relacionan entre ellos sin ningún tipo de cautela y luego propagan el coronavirus por cualquier lugar que pisan. Casi todos son asintomáticos y eso dificulta aún más el hecho de confinarlos. Sin embargo, desde las autonomías siguen una estrategia común que pasa por perseguir con ahínco los botellones y cualquier tipo de establecimientos de ocio nocturno, momentos en los que los jóvenes más se relajan y menos medidas de precaución toman para evitar el contagio. Por lo pronto, más de dos comunidades autónomas ya han dado el paso.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón (PP), ya ha dejado este jueves claro en una rueda de prensa que el botellón está prohibido en toda la ciudad y que será perseguido por la policía. Entre tanto, en Andalucía, solo se permite no utilizar las mascarillas mientras se esté sentado en una terraza tomando algo. No se puede bailar y si te pides una copa tienes que alternarla con la mascarilla. Pero aún así, la ambigüedad de la interpretación de las normas ha llevado a la plataforma Andalucía de Noche a pedir que aclaren el protocolo de uso de las mascarillas.

La fase 2 flexibilizada en la que se encuentra actualmente Aragón también mantiene prohibido el ocio nocturno. Y como muchos jóvenes no tienen donde ir de fiesta, se han potenciado los botellones donde, por cierto, tuvo lugar el rebrote que ha infectado media comunidad autónoma.

Pere Navarro

Pere Navarro: “Si tiramos atrás Madrid Central haremos el ridículo”

Fue el impulsor del carnet por puntos y uno de los directores de la DGT que más ha reducido la mortalidad en la carretera. Tras unos años alejado de los focos, Pere Navarro volvió en 2018 a coger las riendas de la Dirección General de Tráfico. Y desde entonces, hay menos muertos en la carretera. P...

En cualquier consulta realizada por los medios se resalta que la percepción de la ciudadanía es que la culpa de los rebrotes la tienen los más jóvenes. En muchos casos, cuando se ha analizado el origen de los grandes rebrotes se observa que se producen en reuniones familiares o de amigos en zonas donde la gente relaja las medidas de seguridad. Y por eso las comunidades autónomas buscan el modo de prohibir las fiestas, los botellones y el ocio nocturno.

El Principado de Asturias, por ejemplo, ha prohibido abrir los locales de ocio nocturno en la fase 3 de la desescalada, sin embargo, según llegó la nueva normalidad, el ocio nocturno puede abrir al 50%, eso sí, sin poder bailar. Sobre los botellones, aún está en el aire y no se han prohibido de forma tan expresa como en Zaragoza, pues aunque beber alcohol en la calle no es ilegal, la comunidad no parece tener especial fijación por esta práctica.

Otras zonas más acostumbradas a la fiesta continua motivada por un turismo especial, como las islas Baleares, se encuentran en un estado complicado. Los locales de ocio nocturno con un aforo de más de 300 personas tienen prohibido abrir sus puertas y el turismo y el enfado de los ingleses, alemanes y cualquier joven europeo que haya visitado este verano Baleares ha mostrado su enfado.

Pero si hay una comunidad autónoma que considera el ocio nocturno como el culpable de los rebrotes de los últimos días, es Cataluña. En esta autonomía las discotecas directamente están prohibidas y han ignorado las exigencias de la Federación Catalana de Locales de Ocio Nocturno. Pero a Colau parece darle igual cualquier petición de este sector y quiere atajar el problema de raíz.

No hay ninguna comunidad autónoma que se haya quedado fuera de contener el ocio nocturno. Extremadura, por ejemplo, también consideran los botellones y las discotecas como el foco de todos los rebrotes que se han producido en la región. El pasado miércules hubo más de 700 contagios en toda España y los presidentes autonómicos tienen claro por qué.

Comentarios