La Comisión Episcopal para la Educación y Cultura de la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha pedido que la Ley Orgánica de Modificación de la LOMCE (LOMLOE) garantice el derecho a la educación y la libertad de enseñanza, al tiempo que defiende la importancia de la asignatura de Religión “comparable a otras asignaturas fundamentales y, por tanto, evaluable de igual manera”.

La CEE señala que la LOMLOE ha sido publicada “en circunstancias tan extraordinarias como las de un estado de alarma” y subraya que, al afectar a toda la sociedad, ve responsable participar en el debate público en orden a su tramitación.

Por ello, insiste en la necesidad de proteger y promover el derecho a la educación y la libertad de enseñanza. En este punto, pide respeto por la responsabilidad y los derechos de los padres en la educación de los hijos y cree necesario que la futura Ley siga recogiendo la “demanda social” en todas las etapas del proceso educativo, desde la libertad de elección de centro escolar, que incluye la gratuidad de la enseñanza sin discriminaciones, al trato en igualdad de condiciones de los diversos centros y a la libertad para su creación.

Además, considera que no puede excluirse del ámbito escolar la educación de la dimensión moral y religiosa de la persona, un ámbito de conocimientos en el que, recuerda, se sitúa la asignatura de Religión que defiende “no puede plantearse de manera ajena a la identidad cultural, moral y religiosa de la persona”.

A su juicio, la asignatura de Religión católica es una respuesta a estas exigencias en el caso de la mayoría del alumnado y cree que puede ser integrada de varios modos en el área de conocimiento que le corresponda en el currículo, de modo que no se generen para nadie agravios comparativos.

Así, argumenta que “no debe ser considerada ajena al proceso educativo” por lo que, a su juicio, debe ser “una asignatura comparable a otras asignaturas fundamentales y, por tanto, evaluable de igual manera”. Por todo ello, ofrece su “plena disponibilidad” ante la nueva Ley de Educación.

Comentarios