La Comisión de Hacienda del Congreso ha apoyado este martes una proposición no de ley de Junts per Catalunya (JxCat) por la que se insta al Gobierno a bajar el IVA de los servicios funerarios del 21% al 10% actual. Todos los grupos han votado a favor de la iniciativa, a excepción de PSOE y Unidas Podemos que creen que este “no es el momento” de esta medida, debido a la situación económica del país con la crisis del Covid19.

El portavoz de Junts en esta comisión, Ferrán Bel, ya señaló en la defensa del texto que no iba a aceptar argumentos en contra de esta iniciativa en los que se alegara la “difícil” situación económica del país tras la crisis del Covid19. A su juicio, son servicios esenciales para la población en los que, además, el “esfuerzo” económico estaría repartido “al 50%” entre comunidad autónoma y Estado.

Sin embargo, los socialistas creen que esta reducción del IVA supondría un impacto presupuestario. La portavoz del PSOE, María Luisa Vilches, ha señalado que una medida así, sin contraprestación, “no tiene sentido en la situación actual”, cuando “el mandato de los ciudadanos es que se apueste por la calidad de lo público y el fortalecimiento del Estado del Bienestar”.

Su homóloga de Unidas Podemos, Laura López, considera que la petición de Junts es “un parche” que “no aliviaría” el esfuerzo de las familias. A su juicio, la única forma de que estos servicios “no socaven el bolsillo” de los usuarios es crear “una servicio público funeral”. “Es una propuesta insuficiente”, ha indicado.

EL PAÍS MÁS CARO PARA UN TRANCE INEVITABLE

Toda la oposición ha apoyado la propuesta destacando que España es el país más caro de la UE en esta materia y que se trata de unos servicios a los que nadie puede renunciar, ya que todo el mundo debe pasar por ellos.

“Es de justicia que se tomen cartas en el asunto”, ha indicado la portavoz de Vox en esta comisión, Inés María Cañizares. En su intervención ha denunciado que existen otros servicios menos necesarios con IVA reducido, incluso dentro del sector. Así, ha apuntado que la entrega de flores tiene un tipo impositivo del 10%, cuando “no es básico”, mientras que el traslado de un cadáver, “que sí lo es”, tiene un 21%.

En este sentido, tanto la representante de Ciudadanos, Carmen Martínez, como la de PNV, Begoña Sagastizabal, han llamado a determinar qué servicios dentro de los funerarios serían esenciales o no. La parlamentaria vasca ha recordado que estos servicios se contratan en situaciones “emotivas” y de “presión”, con “escaso tiempo”, en los que, a menudo, los usuarios no pueden comparar entre funerarias y llegan a contratar servicios “que no quieren”. “Hay que ver lo que es básico y lo que no es y, a partir de ahí definir el IVA”, ha declarado.

El diputado del Partido Regionalista de Cantabria (PRC), José María Mazón, por su parte, ha declarado que es “correcto” reducir el IVA en esta materia; mientras que el portavoz de Hacienda del PP, Miguel Ángel Castellón, ha llamado a reducir también el IVA en otros sectores como el Turismo, y quiere declarar exento de impuestos de sucesiones y donaciones a los herederos de muertos por Covid19 en 2020. Los ‘populares’ han presentado esta propuesta en una enmienda a la iniciativa de Junts que ha sido rechazada. Según ha indicado Bel, se trata de “centrar la atención en un tema concreto” y no “desvirtuarlo”.

Comentarios