Pedro Sánchez en el Congreso

No ha habido sorpresas. El Congreso ha dicho ‘no’ en la primera votación a la investidura de Pedro Sánchez de forma mayoritaria. El PSOE sólo ha obtenido el voto favorable de sus diputados más el del Partido Regionalista de Cantabria. En total, 124 síes. Bildu, PNV y Compromís, socios con los que espera contar el jueves el presidente del gobierno en funciones, han decidido abstenerse. Lo mismo ha hecho Unidas Podemos, donde ha destacado la negativa de Irene Montero, que voto de forma telemática el lunes, de ahí la discrepancia con los suyos. ERC, por sorpresa, ha votado en contra.

EL GESTO DE UNIDAS PODEMOS

La intención de la formación morada, más allá de sus exigencias, es formar un gobierno de coalición el próximo jueves. De ahí, que en “un gesto más” al PSOE, hayan decidido abstenerse en lugar de votar en contra. Bueno, todos menos Irene Montero. Su avanzado estado de gestación le obligó a votar telemáticamente el lunes, donde la idea de Unidas Podemos era otra. Ella ha sido la única de su partido en decir ‘no’ a Sánchez.

Rufián

ERC critica el discurso de Sánchez y advierte sobre su voto

A no todas las fuerzas políticas les gustó el discurso de este lunes de Pedro Sánchez en el pleno de investidura. Una de esas formaciones fue ERC y este martes su portavoz en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, lo ha dejado claro durante su intervención en el pleno de investidura.Rufián ...

Este gesto se trata de otra artimaña más de Pablo Iglesias para buscar ese acuerdo en el que su partido tenga una representación importante, tanto en número de ministerios como en importancia. Hasta el momento, las conversaciones permanecen estancadas. El último gesto de Sánchez ha sido ofrecer una vicepresidencia a la número dos Irene Montero. Desde Unidas Podemos han rechazado esta propuesta, debido a que se trata de un cargo “simbólico”, mientras Sánchez se limita a decir que “ninguna de las políticas del Gobierno son decorativas”.

De momento ambas formaciones tienen hasta el jueves para ponerse de acuerdo, fecha en la que se producirá la segunda votación, donde Sánchez necesitará sumar mayoría simple. En esa votación espera contar con otros socios como PNV, Bildu o Compromís, que este martes han decidido abstenerse. Y con ERC, que se ha posicionado en contra. Quizás, conscientes de esa falta de consenso entre la izquierda. Si hay anuncio entre PSOE y Podemos, lo lógico es que puedan incluso brindar su confianza a Sánchez.

PP Y CIUDADANOS, EN CONTRA

Los que lo tenían claro no han movido un ápice su posición y, lo que es peor para Sánchez, no parecen dispuestos a hacerlo. PP y Ciudadanos han votado en contra, como ya anunciaron en el debate del lunes. Precisamente ahí el líder del PSOE volvió a reclamar la abstención de los partidos constitucionalistas para evitar “el bloqueo de España”. Sánchez pidió “reciprocidad” después del paso atrás que dio su partido en 2016, pero ni Casado ni Rivera están dispuestos a darlo.

Ciudadanos sigue con ese veto al PSOE que tanto disgustos le ha costado internamente, principalmente por el asunto catalán y por los socios en los que se apoyó Sánchez para realizar la moción de censura a Rajoy. La formación naranja no apoyará al líder del PSOE pese a que los votos dan y a que ya saben lo que es pactar un acuerdo de investidura. Primera votación y primer palo para Sánchez, que se ha quedado sólo con el diputado del Partido Regionalista de Cantabria. El jueves, el todo o nada.

Comentarios