Todos los músicos del planeta sueñan con que, en alguna ocasión, algunos de sus temas sean referencia para millones de personas. Su objetivo, es que esas melodías sean una forma de ocio que permita a esos individuos traspasar otra dimensión, y ofrecer una auténtica experiencia para sus sentidos.

Muy pocas canciones llegan a convertirse en títulos recordados y permanecen inalteradas al paso del tiempo. La duda surge en las razones del ascenso de algunas de estas melodías a la caracterización de himnos. Por ello, una infografía del casino online Betway busca dar respuestas a cuestiones como ¿cuál es el secreto de un tema musical de éxito? ¿Tiene elementos comunes? ¿Podemos crear un tema estrella ciñéndonos al estudio de los grandes éxitos y no a la inspiración artística? Las características de cada canción son dignas de estudio y de análisis exhaustivo para dar respuesta a todas esas preguntas.

Armonía

La armonía en música es un elemento fundamental en este arte y hace referencia a los acordes que conforman una canción. Científicos de la Universidad de Georgetown, en Estados Unidos, han demostrado que los acordes sorprendentes y muy marcados son necesarios para que una obra se convierta en un hit, por la sensación de sorpresa que se produce en el cerebro del oyente en cuestión.

Repetición

Cuando percibimos un estímulo repetitivo, las conexiones neuronales se fortalecen. Por ello, cantantes y compositores utilizan esta técnica con sus letras. Los estribillos son la joya de la corona de cualquier canción, para que esta pueda ascender a la distinción de obra de culto musical.

Instrumentos

Elegir adecuadamente los instrumentos que participan en una canción se torna fundamental. Tal y como señala un estudio de la Universidad de Bristol (UK) se debe elegir o pocos (uno o dos) o muchos instrumentos (mas de cinco) para que esta aumente sus posibilidades de éxito, como así se ha demostrado a lo largo de la historia.

Tempo

El tempo es una característica fundamental y su elección es clave ya que va a influir en el estado emocional de la obra. Así, una velocidad rápida va a producir un sentimiento positivo pues se asocia a canciones más alegres, y viceversa, una elección más lenta, indicará que la canción intentará tocar más la parcela emocional del oyente.

Otros factores

Comentarios