El vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, ha acusado este sábado al Gobierno de Pedro Sánchez de aprovechar el coronavirus para, en sus palabras, seguir con la represión de derechos fundamentales, y ha proclamado que volverán a movilizarse porque “sin libertad, no hay normalidad”.

Esta pandemia ha dejado al descubierto las vergüenzas del Estado, y ha vuelto a evidenciar como las cloacas actúan de forma parcial y vengativa, según sus intereses”, ha opinado en la primera protesta que organiza la entidad desde que empezó la crisis sanitaria, llevada a cabo en la plaza de la Catedral de Barcelona.

El coronavirus “ha hecho aflorar las graves carencias democráticas históricas de un Estado en el que la protección y el respeto por los derechos fundamentales no están arraigados a las instituciones”, y ha afirmado que es más importante que nunca volver a salir a las calles.

También ha criticado al Ejecutivo por haber preferido basarse en informes llenos de mentiras, en sus palabras: “El Gobierno podía hacer dos cosas: hacer caso a la Guardia Civil o hacer caso a Amnistía internacional, que ha salido nuevamente a reclamar la libertad” del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y del exlíder de la ANC Jordi Sànchez.

“Ante esta situación, el Gobierno ha mirado hacia otro lado y ha preferido basarse en aquellos informes llenos de mentiras de la Guardia Civil que son con los que se basó toda la instrucción para condenar” a los presos independentistas, ha declarado.

Comentarios