El Paseo Marítimo de Horcas Coloradas en Melilla ha sido cortado este martes al tráfico de vehículos y peatones como medida de seguridad para los trabajos que se desarrollan para desactivar un artefacto explosivo descubierto el domingo en el fondo marino de la costa melillense durante una limpieza del mismo.

Según ha informado a Europa Press un portavoz de la Guardia Civil, el hallazgo se produjo durante las jornadas de limpieza de fondos marinos en la playa de Horcas Coloradas con motivo del Día Mundial de los Océanos y en las que se retiraron toneladas de residuos de la arena y de la zona de agua.

La citada fuente ha detallado que tuvieron conocimiento, mientras concurría la limpieza del fondo marino, de la localización por parte de un buceador deportivo de un objeto que aparentemente podría ser un artefacto explosivo. Como consecuencia de ello dieron aviso al Equipo del Grupo de Especialistas en Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla.

“Una vez comisionados en el lugar y realizada la inmersión, han localizado en el punto indicado un artefacto en un fondo arenoso de unos siete metros de profundidad parcialmente encajado entre un canto de una roca”, ha especificado.

Activado el protocolo establecido, se ha desplazado a la ciudad española del norte de África, “en avión militar de la Armada, un equipo de buceadores de la Armada, que han procedido a la desactivación del explosivo”, con la colaboración del GEAS de la Comandancia de Melilla, que “había procedido a su señalización, balizamiento y vigilancia del lugar en evitación de cualquier imprevisto”. El paseo puede ya reabrirse con normalidad para el tránsito rutinario este miércoles.

Según sus características y tamaño, el portavoz policial ha indicado que se trata de una granada tipo mortero de unos 40 centímetros de longitud dotado de espoleta en su cola.

Comentarios