Covite ha denunciado el recibimiento “como un auténtico héroe” que se le realizó este miércoles en Bilbao al exjefe del aparato militar de ETA Ibon Goieaskoetxea tras su salida de prisión.

La asociación de familiares de presos de ETA Etxerat había informado en su cuenta de Twitter de que Ibon Goieaskoetxea había salido en libertad condicional tras diez años y medio de prisión. Según ha precisado, tras abandonar la cárcel de Mont de Marsan y ser posteriormente entregado a España, fue finalmente puesto en libertad.

Goieaskoetxea había sido trasladado en julio de 2018 a la cárcel de Mont de Marsan, dentro de las acercamientos que llevó a cabo el Gobierno francés.

Ibon Goieaskoetxea llegó a la cúpula de ETA tras la caída en abril de 2009 de Jurdan Martitegi y huyó en 1997 después de que los miembros del comando ‘Katu’, del que formaba parte, intentaran atentar contra el Rey en el museo Guggenheim de Bilbao, un atentado frustrado, en el que fue asesinado el ertzaina José María Aguirre Larraona.

En 2010, la Guardia Civil, en una operación conjunta con la policía francesa, le detuvo en Normandía (norte de Francia) como presunto jefe del aparato militar de ETA. La Justicia francesa le condenó a 14 años de cárcel en 2015 como integrante del aparato militar de la banda.

En su cuenta oficial de twitter, Covite ha denunciado el recibimiento que le hicieron este miércoles en Bilbao a Ibon Goieaskoetxea, que ha recordado que fue detenido en Francia como responsable de la logística militar en ETA.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo ha criticado que se le hizo un “pasillo de honor” y se le recibió como “a un auténtico héroe por haber ayudado a asesinar dirigiendo el aparato de logística militar de ETA”

“Hay quienes no mantienen ninguna distancia social ni física con los asesinos de ETA y sus cómplices”, ha denunciado Covite, que ha lamentado que las nuevas generaciones en el País Vasco “crezcan viendo estos homenajes en la vía pública”.