El crimen de Marta del Castillo esconde una estafa de más de 100.000 euros
Los hermanos Miguel Carcaño y Francisco Javier orquestaron un plan de falsificación documental para conseguir una hipoteca de más de 100.000 euros.

Once años después del asesinato y desaparición de Marta del Castillo, ha habido un nuevo giro en la investigación del crimen. Mientras su padre, Antonio del Castillo, y el resto de la familia continúa tratando de encontrar su cuerpo para que descanse en paz, han averiguado que tras el crimen se esconde una estafa de 108.000 euros.

Tras haber descubierto la misma, los padres de la joven que fue asesinada el 24 de enero de 2009, han pedido al juez de Instrucción número 4 de Sevilla que reabra la investigación por homicidio contra el hermano de Miguel Carcaño, Francisco Javier Delgado.

Esta fue archivada en mayo de 2013, después de que Carcaño acusase a su hermano de haber sido el asesino de Marta. Según su versión, este la habría golpeado en dos ocasiones con la culata de una pistola. Miguel aseguró que tuvo lugar por una discusión intensa a causa de asuntos económicos.

Tras la información recabada por la familia de Marta del Castillo, esta ha sido aportada al juzgado, con indicios que podrían dar veracidad a la última versión dada por Miguel Carcaño. Desde que se le detuvo como principal autor del asesinato de la joven andaluz ha dado hasta siete versiones diferentes.

En ellos se revelaría que el motivo de la discusión no fue el pago de una hipoteca. En realidad habría un encubrimiento de delitos de estafa y falsedad documental. Estos delitos habrían sido orquestados tanto por los hermanos como terceras personas, que colaboraron en la contratación de la hipoteca del piso de León XIII, donde tuvo lugar el crimen.

DOCUMENTACIÓN FALSA

Los nuevos indicios han surgido tras la colaboración del propio Miguel Carcaño. Este se reunió en febrero de 2017 con el padre de Marta del Castillo en la prisión de Herrera de la Mancha, donde cumple su condena.

Tras el encuentro, el condenado a 21 años y 3 meses de prisión, escribió una carta a Antonio y a su abogada ofreciendo su colaboración para acreditar la veracidad de su última versión. Para ello autorizó al progenitor de la joven asesinada a que solicitase la documentación que presentaron para la concesión del préstamo en la entidad bancaria.

Toda la documentación falsa se descubrió por parte de la Audiencia de Sevilla. Ocurrió tras realizar una indagación patrimonial que tuvo lugar después de que Miguel propusiese pagar 20 euros al mes de indemnización a los padres de Marta.

Fruto de esas investigaciones se pudo saber que, en octubre de 2009 y apenas unos meses antes del asesinato de Marta del Castillo, una sucursal del banco BBVA le concedió a un crédito por valor de 108.622,44 euros para la compra de la vivienda de León XIII. Esta vivienda la habían heredado de su madre y tenía pendiente una hipoteca de 49.000 euros.

En esta operación, según la acusación particular, el gran beneficiario fue Francisco Javier Delgado. El hermano de Miguel Carcaño se quedó con el inmueble y percibió, además, 32.420,44 euros. De esta manera, ambos hermanos consiguieron su propósito. Por un lado, Francisco Javier obtuvo dinero y el segundo un inmueble en propiedad, aunque en realidad lo usaba su hermano.

ESTAFA Y FALSEDAD DOCUMENTAL TRAS LA MUERTE DE MARTA DEL CASTILLO

Para conseguir el préstamo hipotecario, Carcaño aportó como documentación un contrato de trabajo de tipo indefinido como ayudante de camarero en un bar de La Rinconada. Además facilitó varias nóminas en las que figuraba un salario de entre 1.200 y 1.400 euros mensuales; un informe de vida laboral en el que aparecía dado de alta en la empresa; y un certificado del dueño del bar, en el que se indicaba el cobro de 480 euros por fin de semana en concepto de horas extraordinarias.

Todos esos documentos aportados son falsos. Realmente, Miguel Carcaño nunca trabajó en ese bar y, además, tenía como actividad la compraventa de bienes inmobiliarios. La abogada de la familia considera que estos datos reflejan el verdadero móvil de la muerte de Marta. De esta forma, más allá de la discusión, habría detrás una estafa y falsedad documental con varias personas implicadas.

Los padres de Marta del Castillo solicitan al juez la reapertura de la investigación contra el hermano de Carcaño
Los padres de Marta del Castillo piden al juez que reabra la investigación contra Francisco Javier , hermano de Miguel.

VERACIDAD AL TESTIMONIO DE MIGUEL CARCAÑO

En noviembre de 2008, Miguel Carcaño sacó dinero de la cuenta donde se cargaba el préstamo hipotecario. La dejo sin saldo para el pago del recibo mensual y en diciembre se pagó con recargo. Llegado enero de 2009 tuvo lugar el primer impago, lo que provocó el aviso del director de la entidad bancaria. Dos días antes del asesinato de la joven, se realizó una transferencia de cerca de mil euros de un emisor no identificado. Esto hace que se pueda pensar en la existencia de una trama de estafas y falsedades para la concesión de hipotecas.

Estos hechos estarían apoyados en la confesión de Francisco Javier García Marín, “El Cuco”, que aseguró ser amenazado por el hermano de Miguel Carcaño. También añadió en su declaración que los dos hermanos se deshicieron del cuerpo de Marta.

En mayo de 2013, el juez de Instrucción número 4 de Sevilla decidió desestimar la séptima versión del crimen dada por Miguel Carcaño. No consideró que hubiese datos objetivos suficientes para abrir una nueva línea de investigación. Dado que ahora existen nuevos y desconocidos datos, la familia de Marta del Castillo solicita la reapertura de la investigación contra Francisco Javier Delgado.

SÉPTIMA VERSIÓN

En la séptima y última versión de Miguel Carcaño, este aseguró que él y Marta del Castillo llegaron al piso de León XIII cuando su hermano Javier estaba terminando de prepararse para irse a trabajar. Cuando se ven, se inicia una discusión entre ambos por motivos económicos.

Estos se debían a una supuesta adquisición por parte de Miguel de productos bancarios al hacer la hipoteca del piso. Además, había gastado otros 800 euros en una moto. Esto provocó que la cuenta quedase al descubierto y no hubiese fondos para abonar la mensualidad del préstamo.

La discusión habría ido en aumento hasta que Miguel decidió irse a su cuarto. En ese momento, Marta habría intervenido para mediar entre ambos y Javier sacó la pistola que solía llevar con él cuando iba a trabajar al bar. Esta arma la tenía por su profesión de vigilante de seguridad.

Según su testimonio, su hermano le dio dos golpes a Marta con la culata del arma. A consecuencia de ellos cayó al suelo y al comprobar su tensión, Miguel constató que estaba muerta. Tras momentos de desconcierto, Javier decidió ir a por el coche de su exmujer y así deshacerse del cadáver.

ÚLTIMA OPORTUNIDAD PARA ENCONTRAR EL CUERPO DE MARTA DEL CASTILLO

La acusación particular solicita la reapertura de la investigación y que los nuevos hechos sean analizados por el grupo de Homicidios y Desaparecidos de la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta. Este grupo se encuentra especializado en casos que no han sido resueltos.

También ha pedido que se realicen cuatro declaraciones para acreditar los hechos. Estas declaraciones deberían ser las de Miguel Carcaño; Antonio del Castillo, padre de Marta; Francisco Javier García Marín, “El Cuco”; y la de Pablo B., supuesto infiltrado en el entorno de la familia de “El Cuco”.

Para la familia es fundamental la apertura de esta nueva línea de investigación. De hecho, consideran que es la última oportunidad para encontrar el cuerpo de Marta y que se haga justicia.

Comentarios