Reunión entre Bildu y el PNV. Foto: EiTB.

Jonan Fernández, cercano al PNV, está en boca de todos en el País Vasco. El secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación del Gobierno de Euskadi ha enfadado a sus antiguos compañeros de la izquierda abertzale al sancionarlos verbalmente por sus homenajes a los presos.

Recuerden que Fernández fue concejal de Herri Batasuna, actuó como portavoz de una organización ecologista cercana a la izquierda abertzale y lideró Elkarri, organismo que promovió la paz en el País Vasco entre 1992 y 2006 sin contar con el plácet de todo el bloque constitucional.

Y ahora está muy distanciado del entorno de Euskal Herria Bildu, formación a la que sancionó verbalmente al recordar que el Gobierno autonómico está “firme y reiteradamente contra la celebración de los actos de recibimiento y vuelve a deplorar los que en los días pasados han tenido lugar en Hernani y Oñati”.

En el entorno abertzale están que trinan y el militante de base Tasio Erkizia lo ha dejado claro en un artículo publicado en el emblemático Gara: “Se apuesta por construir la Paz y Convivencia sobre la derrota política de la izquierda abertzale. Cada vez más nítidamente el Gobierno de Urkullu se ha posicionado por el relato de vencedores y vencidos”.

“Nunca ha reconocido el trabajo que hemos realizado para superar la fase del enfrentamiento armado y a pesar de la evidencia, siguen en las mismas. Y lo que es peor, parecen interesados incluso en mantener este bloqueo en torno al tema de las presos y refugiados, que tanto sufrimiento nos esta suponiendo a una parte importante de la sociedad vasca”, añadió.

OTEGI PROTESTA CONTRA EL PNV

Arnaldo Otegi adelantó en Radio Euskadi que “hay 250 presos y habrá 250 recibimientos. No estamos dispuestos a que nos digan a quién podemos recibir ni a quién podemos abrazar”. El líder abertzale señaló que “ha habido 60 denuncias a la Audiencia Nacional sobre recibimientos a presos que salen de la cárcel y todas han sido archivadas”.

El PNV cierra su ‘plan b’ para las europeas tras la ruptura de Urkullu y Puigdemont

El PNV ha roto con CiU en las europeas tras quince años de pactos. El perfil exclusivamente catalanista del PDeCAT para estas elecciones, la decisión unilateral de sus socios de elegir a Carles Puigdemont como candidato y la guerra pública del expresident con Íñigo Urkullu complican el acuerdo.L...

También recordó su salida de prisión: “Cuando yo llegué a Elgoibar, la plaza de mi pueblo estaba llena y había miles de personas. Se me acercaron gente del PSOE, del PP y del PNV y me dijeron que, independientemente de que no comulgaran con mis ideas, se alegraban de que estuviera en la calle”.

Otegi también envió un dardo a Josep Borrell: “El ministro de Exteriores del Gobierno socialista estuvo en Guadalajara homenajeando a Rafael Vera y José Barrionuevo. No me pareció bien, pero no estoy todo el día reprochando”.

BLOQUEOS Y PROYECTOS

El PNV, que roza la mayoría absoluta en el Parlamento vasco junto al PSE, está que trina por el supuesto bloqueo que firman EH Bildu, Podemos y el PP, que actuarían según ellos como una especie de pinza antinatura.

Los jeltzales barajan adelanto electoral ante las buenas previsiones que disponen tanto ellos como sus socios habituales, los socialistas. Otegi tuvo que desmentir que hayan articulado una mayoría junto al PP.

PNV
Otegi durante una charla. Foto: Flickr.

“Nosotros nunca hemos dicho que nuestro objetivo sea desalojar al PNV. Estamos como el perro y el gato, y es un poco agotador. Están obsesionados. Firman presupuestos con el PP y es culpa de EH Bildu. Lo hacen con el PSOE, y es culpa de EH Bildu, Si llueve, es culpa de EH Bildu. No es serio“, explicó.

El nacionalismo vasco se ha fracturado, tal y como se ha visto en las ya extintas consultas populares ‘a la catalana’, Gure Esku Dago. Otegi anunció que pretendía coordinar una plancha nacionalista para las europeas que incluyese “desde el PNV a las CUP”, pero la lista no se formalizó. Quizás en el nuevo Estatuto vasco ambas ramas del nacionalismo se reencuentren.

EL OLVIDO DEL PNV

No lo están haciendo por ahora en Navarra, donde Geroa Bai, fuerza impulsada por el PNV, anunció antes de las elecciones que no aceptaría el veto del PSN hacia EH Bildu. Pero los socialistas han vetado a los abertzales y los jeltzales no han protestado por ello.

Recuerden que, antes de las elecciones, Koldo Martínez, exportavoz de Geroa Bai en el Parlamento foral, señaló que su formación no iba a aceptar “que el PSN quiera excluir a EH Bildu y tampoco acepta que EH Bildu quiera excluir al PSN”.

Uxue Barkos, líder de Geroa Bai, también se mostró crítica con los socialistas antes de las urnas: “Ya ha habido un Gobierno del cambio. Si quiere sumarse, bienvenido sea. Sin vetos de ningún tipo y desde luego sin volver a ninguno de los gestos o de los vicios de Gobiernos anteriores”.

Cierto es que Geroa Bai batalló para que el PSN permitiera de forma indirecta que el abertzale Maiorga Ramírez fuese incluido en la Mesa del Parlamento y que la formación integrada por el PNV ha enviado un guiño hacia los abertzales al nombrar como consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente a Itziar Gómez, ex de HB y cercana a EH Bildu.

PNV

El ‘oasis vasco’ salta por los aires pese a los favores de PP y PSOE al PNV

Apenas el 5% de los ciudadanos vascos ve un problema la corrupción para alegría del hegemónico PNV. Este porcentaje contrasta con la preocupación que este asunto despierta entre los ciudadanos españoles: más del 30% según el último CIS.La diferencia radica en que en la última década los casos oc...

Bakartzo Ruiz, portavoz de Euskal Herria Bildu en Navarra, ha advertido al PSN que no podrán cerrar presupuestos ni contar con ellos: “Nadie cree que para hacer frente a la derecha no se quiera hablar con una fuerza política que tiene más de 50.000 votos en Navarra, que en estos momentos ostenta la representación de siete parlamentarios y cuyos votos son decisivos, no solo para una investidura sino para gobernar a lo largo de cuatro años”.

Comentarios