Cristina Gómez

Cristina Gómez ha saltado de Galapagar a toda España a raíz de la denuncia presentada por la Ministra de Igualdas, Irene Montero, por presuntos delitos de coacciones y acoso diario frente a su domicilio. En las últimas semanas, la vivienda de Pablo Iglesias e Irene Montero se ha visto sometida a la presencia y protesta regular de grupos afines a Vox, que han dado como resultado la fortificación de su vivienda para protegerlos. Pero, ¿quién Cristina Gomez, la concejal a la que ha denunciado Montero?

Cristina Gómez Carvajal es su nombre completo publicado y difundido también por miembros relevantes del PSOE a quien la concejala de Vox en Galapagar no ha dudado de acusar por señalamiento público para ser objeto de amenzas y coacciones, según sus propias palabras (escritas, que recogeremos en los próximos párrafos). Se afilió a Vox en 2015 y en 2019 accedió como concejal al Ayuntamiento de Galapagar por Vox, con otros dos compañeros de partido.

No es la primera vez que Gómez se encuentra en la picota informativa. A principios de junio, la edil publicaba unos comentarios ofensivos en Twitter poniendo el foco esta vez en el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al que mencionaba en términos que hasta el propio partido ha denunciado a raíz de la publicación de los vídeos de las caceroladas en las que participa frente a la casa de Iglesias y Montero.

No contenta con esta respuesta, siguió dando coba a quienes la critican con nuevas publicaciones en un marcado tono ofensivo, como ella misma a reconocido a posteriori.

A día de hoy, estas publicaciones han sido eliminadas de su cuenta de Twitter. Tampoco se quedó corta en sus ataques contra Pablo Iglesias, de quien ha dicho: “El que debería ir con más cuidado marcando a gente sin tener ni pajolera idea y mandando a sus matones a amenazar es su vicepresidente”. Apenas se sabe nada de su vida profesional anterior a la política, puesto que en la página del Ayuntamiento no ha publicado ningún currículo.

CRISTINA GÓMEZ, DOS EXPEDIENTES Y UN ACTA DE CONCEJAL

Vox ha reaccionado ante estas publicaciones -según la propia concejal, por la presión mediática ejercida sobre ella-, promoviendo, supuestamente dos expedientes de expulsión, si bien la susodicha solo reconoce el firmado a fecha de 11 de junio. Desde la formación consideran inaceptable estos comportamientos. El encargado de hacer pública la reacción de Vox a las acciones de su concejala fue el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, quien catalogó de comentarios “inaceptables” lo dicho por su colega de partido sobre el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

En esta misma comparecencia, el portavoz de Vox condenó las situaciones de “acoso” que se produzcan contra cualquier persona sea cual sea su profesión, aunque reconoció abiertamente la participación de varios militantes de su partido.

La formación no ha dudado en recordar situaciones de acoso similares a las que se están viendo sometidos en diversos actos de Vox. A pesar del expediente de expulsión, no significa que vaya a perder el acta de concejal, ya que es un cargo personal, no vinculado al partido.

UN HILO PARA SUAVIZAR LA TENSIÓN (Y JUSTIFICARSE)

En este hilo-documento, Cristina Gómez ha intentado limpiar su nombre, ofreciendo disculpas al ministro Marlaska y a quienes se hayan sentido ofendidos. Eso sí, justifica sus salidas de tono, expresión que ella misma utiliza en el comunicado que ha publicado en forma de hilo de Twitter, en el tono bronco que también utilizan sus adversarios políticos, con una clara alusión a Adriana Lastra, quien la replicó en Twitter.

SUS TUITS MÁS POLÉMICOS

Si bien en las últimas publicaciones parece que ha moderado su lenguaje, aún permanecen en su timeline de Twitter algunas de las publicaciones más polémicas de la concejal díscola de Vox.

Ni siquiera la red social que utiliza, Twitter, se libra de sus acusaciones veladas de censura o boicot, por sus numerosos errores en las publicaciones.