Ciudadanos ha denunciado ante la Comisión Europea la “discriminación” a la que, en su opinión, la Generalitat de Cataluña somete a aquellos alumnos que solicitan hacer en castellano los exámenes de la Evaluación de Acceso a la Universidad (EvAU), que comenzaron este miércoles.

A través de una pregunta al Ejecutivo comunitario registrada en el Parlamento Europeo, la eurodiputada Maite Pagazaurtundua pide saber si Bruselas va a analizar “las políticas de discriminación de menores por razón de lengua en comunidades con dos lenguas cooficiales como Cataluña”, dado que la Carta de Derechos Fundamentales de la UE prohíbe este tipo de discriminación.

Pese a que “cualquier estudiante en Cataluña tiene legalmente derecho” a hacer la EvAU “en español o en catalán”, en la práctica este derecho “resulta obstaculizado porque no es automático y los estudiantes que quieren recibir el examen en español se ven obligados a solicitarlo con antelación y por escrito, en un contexto de hostilidad institucional hacia la lengua española”, afirma.

Además, Pagazaurtundua señala que la Generalitat “actúa arbitrariamente y registra este ruego como una ‘incidencia'” en las estadísticas de la EvAU, “es decir, como algo anómalo”.

Según ha recordado la eurodiputada, el Estatuto de Autonomía de Cataluña establece que todas las personas tienen derecho a utilizar las dos lenguas oficiales –español y catalán– y el derecho y el deber de conocerlas, mientras que los poderes públicos de esta comunidad deben adoptar las medidas necesarias para que no haya discriminación por el uso de una u otra lengua.

Ciudadanos también ha presentado una propuesta de resolución en el Parlament para instar al Gobierno de la Generalitat a que “los modelos de examen se repartan de forma simultánea independientemente de la lengua en la que estén escritos” y que se dejen de considerar “incidencias” las solicitudes para realizar los exámenes en castellano.

Comentarios