estar de rodriguez

Expresiones, palabras, chascarillos… Si algo tiene nuestro idioma, es que es muy variado en lo que a palabras para referirnos a diferentes estado se refiere. Ocurre, por ejemplo, con términos como mesalinas, que ha conseguido sobrevivir hasta nuestra época. Aunque algo más actual, lo mismo sucede con una de las expresiones que más se llevaban allá por los 60-70. Hablamos de “estar de rodríguez”.

Cuando nos referimos a ella, ahora este conjunto de tres palabras nos suena a épocas lejanas. Sin embargo, no es tan vieja la expresión ni tan extraño su significado, que aún hay familias en las que sigue estando presente. ¿Alguna vez has notado que las ciudades se vacían en verano? Las personas solemos huir del calor y nos vamos de vacaciones, aprovechando el corto descanso que nos da el trabajo. Pues bien, esto tiene mucho que ver con lo que vamos a contar a continuación.

Si te suena o lo has vivido pero se te había olvidado, es el momento de recordar cuando en España se llevaba el “estar de rodríguez”.

El boom del turismo en España

turismo espana 60

En los años 60 y 70, sucedió algo antes insólito en España. De repente, el turismo empezó a crecer y crecer en las costas españolas. Con el cambio de cultura, un aperturismo mucho más grande que el que había sucedido hasta entonces, y el cambio de perspectiva, el verano se convirtió en la joya española.

Por eso, una de las cosas que mejores refleja lo que sucedió en la época son las películas que aún conservamos. Se dedicaron a plasmar qué ocurría cada verano en la playa, todo giraba en torno al veraneo, a las vacaciones. Y, por supuesto, también al estar de rodríguez.

La expresión se refiere a todos aquellos hombres, en la época en su mayoría, que se quedaban en casa trabajando en los duros días de verano mientras las mujeres, normalmente con los niños, se trasladaban a pasar unos días de vacaciones en la playa. Pero, ¿por qué se designó este apellido?

Por qué ese apellido en “estar de rodríguez”

estar de rodriguez pelicula

Es bien sabido por todos que Rodríguez es uno de los apellidos más comunes en nuestro país. Además, debemos echar la culpa al cine de la época y, en concreto, a una película en la que se centran todos los estudiosos a los que se les pregunta el significado de la curiosa expresión. Nos referimos a un filme producido en 1965, en pleno apogeo del turismo español, y protagonizado por José Luis López Vázquez, un asiduo del cine de esos años.

Su nombre era “El cálido verano del Sr. Rodríguez” y fue dirigida por uno de los directores de más renombre en los 60: Pedro Lazaga. En esta película podemos encontrar las aventuras que vivió Pepe Rodríguez, un trabajador de oficina que tenía que continuar trabajando durante el verano. Mientras, su mujer e hijos se trasladaban a la playa a disfrutar de unas merecidas vacaciones. En ese verano, Pepe vivió miles de aventuras con el fin de llegar a tener una aventura fuera del matrimonio. Debido a la época en la que estaba rodada la película, lo cierto es que esa aventura nunca llegó a darse. Además, mientras lo intenta, se da cuenta del amor que siente por su mujer y lo que la echa de menos.

Para este tipo de personajes solitarios, no tardó en extenderse la expresión “estar de rodríguez”. Sin embargo, la película no tuvo demasiada repercusión, al menos, no tanto como otras de Lazaga. El director cuenta con filmes reconocidos como “La ciudad no es para mí”, “Los tramposos” o “Sor Citroen”.

“Estar de rodríguez”, algo común en la filmografía

tres suecas tres rodriguez

Después de estrenarse la película, lo cierto es que el director hizo un uso frecuente de la figura del rodríguez en su filmografía. Sin embargo, hasta el año 1975 no lo volvió a incluir en otra película. Esta lo tenía hasta en su título: “Tres suecas para tres rodríguez”. La figura de las suecas fue otra de las que más se explotó en una época en la que llamaban la atención más que nunca.

En la trama de la película encontramos a tres amigos, un trío formado por Rafael Alonso, Tony Leblanc y Antonio Ozores, cuyas esposas se habían ido a veranear. Mientras, ellos intentaban aprovechar su soltería para intentar ligar y desmadrarse con unas suecas (el objeto de deseo de cualquier español de clase media de la época, según el cine).

De hecho, en esos tiempos parecía que el objetivo último de los rodríguez era mantener un apasionado romance de verano con quien se le pusiese por delante. Eso sí, siempre que su mujer o sus mujeres se encontrase en otro lugar del país, preferiblemente en la playa.

Cómo se escribe la expresión

estar de rodriguez expresion

Nos llama la atención la forma de escribir la expresión “estar de rodríguez”. A pesar de ser un apellido, por lo que debería escribirse como un nombre propio, en mayúscula, lo cierto es que no se hace así.

Cuando nos referimos a ese hombre que se queda solo en las vacaciones deberemos escribir la primera erre siempre en minúscula. Eso sí, en cuanto nos refiramos al apellido, debemos adoptar su forma normal de nombre propio.

Es interesante ver cómo, cambiando solo una letra, cambia el significado de una palabra e incluso de una frase entera. Sin embargo, no está claro de dónde viene dicha expresión.

Película o expresión, ¿qué fue antes?

pelicula rodriguez

Según varios estudiosos de la época, siempre que se les pregunta por la expresión, su significado y, sobre todo, su origen, no saben decir con claridad si apareció debido a la película o la película solo se hizo eco de la misma.

Es algo así como el hecho de preguntarse si fue antes el huevo o la gallina. Puede que la expresión sea anterior a la película. Esto mismo sucede con la de “la tonta del bote”. A pesar de que la relacionamos con Lina Morgan, lo cierto es que se refiere a un personaje que existió realmente y vivió en Madrid hace mucho tiempo.

En ese sentido, Lazaga solo se habría hecho eco de algo que ya existía en nuestra sociedad. A pesar de ello, lo cierto es que, al coincidir los apellidos, supo jugar muy bien con los tiempos. Una pena que la película no contara con mucho recorrido.

Comentarios