Dos nuevos positivos detectados entre alumnos cántabros elevan a cuatro el total de casos en los centros educativos desde que se retomó el curso presencial el pasado lunes.

Uno ha sido confirmado este jueves en el colegio Cisneros de Santander y el otro ayer, miércoles, en el Villa del Mar de Laredo, según el parte remitido por la Consejería de Educación.

Ambos contagios, entre escolares de Primaria, han obligado a poner en cuarentena preventiva al resto del grupo de alumnos con los que han tenido una convivencia estable. Además, se han desinfectado los espacios afectados.

Estas mismas medidas se aplicaron en los centros José María de Pereda de Los Corrales de Buelna y Santísima Virgen de Valvanuz de Selaya, en los que ayer se informó de sendos positivos, también entre alumnos de Primaria.

Comentarios