Tres afectados por Fiebre Q han ingresado en el hospital San Pedro de Logroño y un cuarto en Málaga
Cuatro personas han ingresado en centros hospitalarios afectados por Fiebre Q . Tres personas lo han hecho en Logroño y una en Málaga.

La Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja ha confirmado que este jueves han ingresado en el hospital de San Pedro de Logroño tres personas afectadas por “Fiebre Q”, así como un cuarto en un centro hospitalario de Málaga.

Las cuatro personas ingresadas se habrían contagiado por el contacto con animales infectados durante su estancia en la zona de los Cameros de La Rioja. Desde Salud estiman que los afectados estuvieron en esta zona “endémica” el 16 de noviembre. Al ser el periodo de incubación de unas tres semanas, por este motivo no se han presentado los síntomas hasta estos días.

La “Fiebre Q” se contagia por la inhalación de la bacteria que está presente en los animales infectados. Los cuatro ingresados presentan una neumonía leve y suponen un nuevo brote que llega después del primero que afectó a nueve personas a finales de noviembre. Tras conocer este nuevo caso, desde Salud se está informado en la monitorización de la situación tratando de mantener la situación bajo control.

LA FIEBRE Q NO SE TRANSMITE ENTRE HUMANOS

Desde Salud aseguran que la “Fiebre Q” no se transmite entre humanos, sino que para que se transmita se debe estar en contacto directo con animales o restos de animales y se produce de forma excepcional. No hay riesgo de epidemia y el periodo de incubación es de entre 14 y 39 días.

El tratamiento de la enfermedad es sencilla, con antibióticos, siendo los síntomas similares a los de una gripe que evoluciona a neumonía.

Además, el organismo se ha puesto en contacto con un grupo de excursionistas que estuvo en la zona del foco de la epidemia durante los mismos días y que aún no presentan síntomas. En el caso de que empiecen a tener alguno de ellos les han pedido que acudan a urgencias.

La “Fiebre Q”, que es causada por la bacteria Cloxiella burnettii, fue descrita en 1937 en Australia como una fiebre de etiología desconocida. Por aquel entonces, el brote tuvo lugar entre los trabajadores de mataderos en Brisbane.

TRANSMISIÓN POR INHALACIÓN DE POLVO CONTAMINADO

Este tipo de fiebre es una enfermedad que se transmite de forma natural de los animales al ser humano, y viceversa. Este organismo no es habitual, pero se puede encontrar en el ganado, principalmente en cabras, ovejas y vacas. No obstante, también se han podido encontrar casos en otras especies de vertebrados como mamíferos domésticos, mamíferos marinos, animales salvajes, reptiles y aves.

Por este motivo, la enfermedad se presenta en mayor medida en personas que trabajan en entornos en los que hay presencia de este tipo de animales, como son las ganaderías o las granjas.

La transmisión tiene lugar por la inhalación de polvo contaminado con esporas que provienen de orina, heces, placenta o leches secas. Las personas son muy susceptibles a este tipo de enfermedad, aunque hay que tener en cuenta que la transmisión entre humanos tiene lugar en ocasiones muy excepcionales.

La “Fiebre Q” también puede transmitirse por las garrapatas y por vía alimentaria a causa del consumo de leche cruda de animales contaminados.

Cuatro personas contagiadas de Fiebre Q  en La Rioja
Las cuatro personas hospitalizadas se habían contagiado por el contacto con animales infectados en la zona de los Cameros de La Rioja.

LA FIEBRE Q PRESENTA SÍNTOMAS PARECIDOS AL DE UNA GRIPE

La “Fiebre Q” es una dolencia febril aguda que presenta unos síntomas similares a una gripe. Se caracteriza por presentar cefalea, escalofríos, malestar general, mialgias y sudoración. Los síntomas pueden durar entre una y dos semanas.

Los síntomas pueden tener una mayor o menor gravedad en función de cada persona, teniendo lugar después de un periodo de incubación de 14 a 39 días. La enfermedad puede llegar a sufrir una neumonía atípica, pudiendo desencadenar una insuficiencia respiratoria grave. Además, con una menor frecuencia, puede causar hepatitis granulomatosa, una enfermedad que es poco frecuente y que puede causar fiebre.

El tratamiento habitual de esta fiebre consiste en la administración de antibióticos por vía oral (doxiciclina).

ESPAÑA, EL TERCER PAÍS DE LA UE CON MÁS BROTES DE SALMONELLA EN 2018

España fue el tercer país de la Unión Europea con más brotes de salmonella en 2018. Tan solo superada por Eslovaquia y Polonia en número de brotes de esta enfermedad que continúa siendo la más frecuente de tipo alimentario dentro de la UE.

Se considera brote cuando al menos dos personas contraen la misma enfermedad de la misma bebida o comida que está contaminada. En el informe anual de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) sobre incidencia de enfermedades zoonóticas (transmisibles de animales a humanos) se dan estos datos que dejan a España como una de las peor paradas.

En este informe se refleja que los Estados miembros de la UE notificaron un total de 5.146 brotes alimentarios, en los cuales se vieron afectadas un total de 48.365 personas. En el caso de España, hubo 622 brotes y 6.803 personas afectadas.

En este sentido, casi un tercio de los brotes transmitidos por alimentos durante el pasado año fueron a causa de la salmonella. De los 1.581 brotes comunitarios por salmonelosis, 229 fueron reportados por las autoridades españolas. Tan solo Polonia, con 289, y Eslovaquia, con 540, superan al territorio nacional.

En cuanto al número de personas afectadas, las campilobacterias son las que mayor número de casos de infección provocaron en la Unión Europea, con un total de 524 brotes y 246.571 casos. También lo fue a nivel nacional, con un total de 18.411 casos en España. No obstante, tan solo se reportaron 19 brotes.

BROTE DE LISTERIOSIS EN ESPAÑA

En tercer lugar se encuentra la Escherichia coli (STEC), que es la tercera causa más común de enfermedad zoonótica transmitida por la vía alimentaria. Un total de 8.161 personas se vieron afectadas por ella en la Unión Europea y en España hubo 126 casos.

En cuanto a la bacteria listeria, el número de casos de personas que sufrieron listeriosis en 2018 fue similar al del año anterior, con un total de 2.549 casos y 14 brotes. Es la enfermedad zoonótica que provocó un mayor número de muertes, con 229.

En España, la bacteria fue la responsable de 370 casos, aunque no dio ningún brote. No obstante, estos datos se incrementarán tras el caso de la carne mechada infectada en el pasado mes de agosto.

El estudio concluye que el mayor aumento de infecciones fue el virus del Nilo Occidental transmitido por mosquitos. En la actualidad, este virus circula por diferentes países de la Unión Europea, aunque durante 2018 no estuvo muy presente en España. El mayor número de casos de este virus tuvo lugar en Italia (610), Grecia (315) y Rumania (277).

Asimismo, en el mismo informe aparecen datos sobre la Fiebre Q, Echinococcus, Toxoplasma, rabia, tularemia,Mycobacterium bovis, Brucella, Yersinia y Trichinella.

Comentarios