cura rojo
El portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello. Foto: Conferencia Episcopal.

El portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello, perteneció hace años a uno de los considerados como movimientos obreros católicos. Medios episcopales subrayan que esta etapa cercana a los llamados curas obreros le imprimió un carácter que le permite actuar  sin complejos a la hora de exponer públicamente las posiciones de la Iglesia católica española.

Argüello, que se formó académicamente en la carrera de Derecho, perteneció al Movimiento Cultural Cristiano, una entidad encuadrada en lo que se llamó el movimiento obrero católico.

El Movimiento Cultural Cristiano, según los que lo conocen, mantiene una visión social “muy desde la izquierda”, aunque son también “muy católicos”. Este carácter de raíz de las esencias cristianas le coloca en una orientación enfocada a la solidaridad.

Iglesia impuesto

Hacienda pone nuevas reglas al privilegio fiscal de la Iglesia con el impuesto de obras

La Iglesia católica deberá llevar una contabilidad separada de su actividad pastoral y la de sus negocios si quiere beneficiarse de la exención del Impuesto de Obras y Construcciones (ICIO). Así se lo ha aclarado la Dirección General de Tributos a la Conferencia Episcopal en su respuesta a una consu...

A partir de esta experiencia, Argüello mantiene un discurso en el que habla sin ambages de los temas de actualidad. Por ejemplo, tanto para mantener una posición clara contra los abusos sexuales en la Iglesia católica como para defender también las medidas contra estas prácticas que han tomado los obispos y denunciar lo que consideran como ataques a la libertad religiosa.

El portavoz de la Conferencia Episcopal se estrenó el pasado noviembre como tal con unas declaraciones sobre la homosexualidad sobre las que se disculpó posteriormente: “no he querido decir que los homosexuales no son varones”, explicó entonces.

Esta postura no es óbice para que, por ejemplo, también haga de portavoz en el apoyo que la última Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal prestó al obispo de Alcalá de Henares Juan Antonio Reig Pla. Este había sido criticado por los cursos para curar la homosexualidad.

Argüello, cuando tuvo que ir más allá del comunicado oficial de los obispos, sostuvo claramente que “la homosexualidad no se cura”, sin que dejara de defender, según dijo, que los que libremente lo decidan así, se acerquen a la Iglesia católica.

salario iglesia

La subida del salario mínimo interprofesional le hace un roto a las cuentas de la Iglesia

La decisión del Gobierno de subir el salario mínimo ha creado un problema a las cuentas de la Iglesia católica española. La Conferencia Episcopal ha tenido que presupuestar 1,2 millones de euros extra en el próximo ejercicio como consecuencia de esta subida, destinada a pagar la Seguridad Social del...

El portavoz es capaz tanto de decir que el prelado de Alcalá debe “medir su lenguaje”, como de sostener que si se les acusa de homofobia, no habría que reflexionar sobre si las protestas dentro de una iglesia mientras se celebra misa debería considerarse “liturgifobia”. 

La imagen pública del nuevo portavoz episcopal se aparta de otras anteriores, en las que eran frecuentes las citas a documentos eclesiales o a vidas de santos, para pasar a un discurso más directo.

El Movimiento Cultural Cristiano con el mantiene aún relación, se inspira, por ejemplo, en “la herencia de los pobres cuya historia (que se silencia en las universidades) nos enseña cómo los militantes obreros pobres pusieron en marcha multitud de Ateneos obreros y Casas del Pueblo para hacer frente a la situación de explotación y miseria en que vivían”.

curas rojos
Luis Argüello, en el centro, en un acto del Movimiento Cultural Cristiano.

Este movimiento celebra, por ejemplo, el centenario de la huelga de La Canadiense, en Barcelona, que consiguió que se implantara la jornada de ocho horas. También celebra el 1 de mayo, en la que defienden que hay que recuperar lemas del movimiento obrero militante. Estas posturas se compaginan con la militancia en posturas de la Iglesia católica como la contraria al aborto y su comparación con el terrorismo.

El Movimiento Cultural Cristiano tiene como referente a Guillermo Rovirosa, que impulsó la Hermandad Obrera de Acción Católica. Su amigo Julián Gómez del Castillo, militante obrero cristiano ayudó a fundar este movimiento. La Hermandad Obrera de Acción Católica llegó a fundar un periódico que fue cerrado por Franco.

Cuando fue nombrado para su actual cargo, la Hermandad Obrera de Acción Católica destacó de Luis Argüello su “sensibilidad muy profunda por la pobreza y la justicia social” y la creación en la diócesis de Valladolid, de la que fue obispo auxiliar, de Justicia y Paz, una asociación que promueve los derechos humanos, la justicia y la paz desde la fe cristiana.

En la intervención ante los medios tras la citada Asamblea Plenaria de los obispos, Argüello tocó otros temas de actualidad, además de la polémica sobre los cursos sobre homosexualidad o la posición contraria a la eutanasia.

CURAS OBREROS Y VIDA DIGNA

Entre ellos se encontraban manifestaciones en las que señaló que la salida de la crisis económica ha sido “casi en falso” y que las condiciones laborales no permiten aún encontrar un trabajo que permita el “sustento necesario para una vida digna”. Por esta razón, Argüello defendió la necesidad de un pacto social que permita una “redistribución de la renta”.

En defensa de estas ideas reivindicó que “la democracia representativa, para regenerarse, tiene que acudir a fuentes”. Y Argüello señaló el ideario cristiano como “fuentes pre-políticas que pueden ayudar”.

De la misma manera, el portavoz episcopal señaló respecto a Vox que los obispos no ven con simpatía a quien se autodenomina como partido cristiano o lo usa como referente político. En ese sentido defendió que cada cual debe discernir quién está más cerca de sus ideas tras leer los programas electorales.

 

 

Comentarios