cosido delgado
El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, hablará en nombre de su partido en la reprobación a Dolores Delgado. Foto: Flickr PP

Dolores Delgado se puede convertir hoy en la primera ministra del Gobierno de Pedro Sánchez en ser reprobada en el Parlamento, concretamente en el Senado donde el PP tiene mayoría absoluta, a raíz de las exclusivas publicadas ayer en MONCLOA.COM.

El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, indicó que espera que la ministra de Justicia, Dolores Delgado, dimita de su cargo antes de ser reprobada por el Pleno de la Cámara Alta. Para el PP, Delgado ha traspasado “la línea roja” para un miembro del Gobierno en relación a sus contactos con Villarejo, que es la de la “mentira”, por lo que debe dejar el cargo. “Ha faltado a la verdad y es algo inaceptable, un argumento añadido a los de la moción de reprobación”, subrayó.

La reprobación de la ministra podría debatirse y aprobarse hoy a última hora del Pleno o cuando éste se reanude el miércoles por la mañana, aunque el PP ha expresado su intención de que el asunto se discuta cuanto antes.

La ministra se defendió ayer con un comunicado en el que dijo que “va a seguir trabajando como hasta ahora para mejorar la calidad de la justicia como servicio público”, tras haber conversado por teléfono con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien se encuentra en Nueva York.

Eso sí, admitió haberse reunido en tres ocasiones con el comisario Villarejo. “A lo largo de los 25 años en que Dolores Delgado ha trabajado en la fiscalía de la Audiencia Nacional tiene recuerdo de haber coincidido con el comisario José Villarejo en tres ocasiones junto a otros mandos policiales y cargos judiciales y fiscales”, explicó el Ministerio de Justicia.

dolores delgado

Delgado y Garzón presionaron al DAO para echar a policías de la Audiencia Nacional

“Ahora que estamos aquí, te lo digo muy, muy en serio. Y sé que me vas a contentar. Llévate de allí por favor a Feijóo y al comisario”. En medio de la opípara comida entre la ministra Delgado, el juez Garzón, el comisario Villarejo y los jefes policiales, cuando llegaba el momento de las confidencia...

Hace una semana, la ministra aseguro que no había tenido ninguna relación profesional con Villarejo mientras desarrolló su labor como fiscal en la Audiencia Nacional. La grabación publicada ayer por MONCLOA.COM, que se realizó el 23 de octubre de 2009, prueba la relación cercana con la ministra que, durante las de tres horas de comida, mantuvieron conversaciones de lo más distendido y abordaron temas relacionados con mandos policiales y varios jueces.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, indicó ayer que la ministra de Justicia está “inhabilitada para ejercer sus funciones porque ha mentido”, ya que manifestó que no mantenía ningún tipo de relación personal o profesional con Villarejo.

Casado ya avanzó en Onda Cero que la Cámara Baja reprobará a Delgado y recordó que el PP ya pidió su dimisión, el pasado mes de agosto, por su “inacción” en la defensa del juez Llarena en su litigio en Bélgica, tras haber sido denunciado por Carles Puigdemont por la vía civil.

CESE DE POLICIAS EN LOS AUDIOS DE DELGADO

Casado subrayó que en esa comida, en la que también estaban Baltasar Garzón y varios mandos policiales, se habló del cese de policías y de la intermediación de operaciones policiales, por lo que concluyó señalando que Pedro Sánchez deberá bajar su nivel de exigencia, ya que en tan sólo tres meses ha perdido a dos miembros de su gobierno y puede verse obligado a cesar a un tercero.

Ciudadanos, por su parte, registró una petición de comparecencia urgente en el Congreso para que la ministra dé explicaciones ya que, según la número dos del partido, Inés Arrimadas, la ministra Dolores Delgado no ha dicho “toda la verdad”. La formación naranja exigió a la ministra que explique su vinculación con los exaltos mandos policiales imputados y que dé cuenta de sus contradicciones.

Podemos, mientras, pidió a Delgado que explique la relación con Villarejo. Lo hizo a través Noelia Vera, en La Sexta. Vera criticó que el PSOE, PP y Ciudadanos se negaran hace tiempo a que el excomisario acudiera al Congreso a dar explicaciones sobre toda su actuación en el Ministerio de Interior. “Todo lo que tenga que ver con este personaje siniestro habría que investigarlo”, sentenció.

EL PSOE GUARDA SILENCIO

El PSOE, por último, cerró filas con el Gobierno y decidió guardar silencio. Estas conversaciones dejan en una posición complicada para el Ejecutivo, que ha visto como dos de sus ministros han caído en tan solo 100 días. Primero fue el titular de Cultura y Deportes, Máxim Huerta, que abandonó el gobierno en tiempo récord, tan sólo una semana después de tomar posesión en el Consejo de Ministros. Huerta dimitió tras conocerse que defraudó más de 200 mil euros, a través de una sociedad que constituyó en 2006.

La ministra de Sanidad, Carmen Montón, presentó su dimisión por el  escándalo por las irregularidades con el máster de Estudios Interdisciplinares de Género, que cursó en el Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC), el mismo de los estudios de Cristina Cifuentes y Pablo Casado.

Montón aseguró, horas antes de dimitir, que no había cometido ninguna irregularidad y mostró la portada de su trabajo fin de máster, así como algunos correos electrónicos que se había intercambiado con los profesores, pero lo cierto es que en ese momento le quedaban unas horas al frente del ministerio. La publicación de varios fragmentos copiados literalmente y sin citar en su TFM, que suponían casi el 60% del trabajo, provocó su dimisión, cinco horas después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mostrara su apoyo públicamente en el Senado.

 

Comentarios