sanchez investidura
Presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

Si se celebran nuevas elecciones, Unidas Podemos y el PSOE llegarían a la mayoría absoluta. Así lo reflejan dos de las últimas encuestas, realizadas por el diario El Español y por El Mundo. Los socialistas y el PP crecerían, Unidas Podemos sufriría un leve desgaste y Ciudadanos y Vox se hundirían. Estos datos excluirían de la ecuación de la investidura a los nacionalistas y ahondarían en la dependencia que Pedro Sánchez tiene de Pablo Iglesias para gobernar. Por esta razón, la lectura que se ha realizado desde Unidas Podemos no es negativa.

Los de Pablo Iglesias conocen las intenciones de Sánchez. Consideran que buscará las elecciones de forma encubierta. Y que realizará una serie de propuestas inasumibles por la formación morada hasta que se cumplan los plazos. El as en la manga que se guardan en Unidas Podemos es aceptar la última propuesta que el presidente del Gobierno le lanzó a los de Iglesias a pocas horas de la primera sesión de investidura: una vicepresidencia social y tres ministerios. De este modo, obligarán a los socialistas a retratarse y a demostrar que lo que realmente quieren son nuevos comicios.

Las últimas declaraciones de Sánchez apuntaron a que el socialista no quiere gobernar junto a Unidas Podemos. El presidente ha afirmado en una entrevista en el diario El País que no quiere ni un Gobierno de coalición ni nuevas elecciones; que su intención es gobernar en solitario con un programa progresista. Algo que Pablo Iglesias ha rechazado desde el primer momento. El PSOE ha roto las negociaciones con Unidas Podemos. A pocas semanas de la fecha en la que se debería celebrar la segunda sesión de investidura, no existen contactos oficiales entre los dos partidos.

PSOE Podemos desencuentro

PSOE y Unidas Podemos consolidan su desencuentro

El PSOE se mantiene en sus trece. El calendario avanza, pero las negociaciones no. El desencuentro es lo único que se afianza entre PSOE y Unidas Podemos. Los socialistas consolidan sus posiciones. La oferta antes “humillante” ahora sería aceptada y habría gobierno “en cuestión de horas”, siempre y ...

Para Pablo Iglesias, la situación que vive es un combate. Y así lo ha querido reflejar en su cuenta de Twitter. El líder de Unidas Podemos lanzó un mensaje que decía “Ali bumayé o el arte de la santa paciencia…”, acompañado de un vídeo de la mítica pelea entre los boxeadores Muhammad Ali y George Foreman. Este tuit ha sido interpretado por muchos en clave política. Los de Iglesias mantienen una dura negociación con el PSOE. Están convencidos de que quiere elecciones, pero saben que tanto los sondeos como la realidad actual dejan a los socialistas en la misma posición: dependen de Unidas Podemos para sentarse en La Moncloa.

A pesar de todo, los de Iglesias saben que si Sánchez quiere elecciones, las habrá. Por eso han puesto en marcha la maquinaria electoral dentro del partido. Desde todos los partidos ya han lanzado mensajes en clave electoral. Todos han dicho a los medios que están preparados para las elecciones. Incluido Unidas Podemos. “El PP no quiere elecciones, pero está preparado”, ha afirmado este domingo el líder popular Pablo Casado. Unas afirmaciones de las que se ha hecho eco Ciudadanos. Pero Podemos, a pesar de haber lanzado un mensaje en este sentido, son los más reticentes a las nuevas elecciones.

El PSOE quiere carta blanca. Quiere gobernar en solitario. Por eso, la única vía que contemplan, ahora, es la de un acuerdo programático. Juegan con el tiempo y con las expectativas electorales de Unidas Podemos. Para Sánchez, será “muy difícil” para Iglesias rechazar la propuesta de acuerdo que presentarán desde el Partido Socialista. Pero fuentes cercanas a la formación morada aseguran que el líder de Unidas Podemos necesita entrar en el Gobierno para evitar que su partido se desintegre. Y que la rechazará de plano.

El gran aliado, o la gran herramienta, con el que los socialistas presionarán a Iglesias es un antiguo aliado del líder de la formación morada. Las encuestas actuales marcan tendencias, pero no pueden integrar en la ecuación algo que aún no existe, pero que es un secreto a voces en el panorama político. Más Madrid ha acelerado los contactos a nivel nacional para presentarse a unos hipotéticos comicios generales. Y si lo hace, un buen puñado de votos morados irían a parar al partido que fundaron la exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena y el candidato de Más Madrid a la Comunidad, Íñigo Errejón.

CIUDADANOS, TOCADO Y HUNDIDO

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha tenido uno de sus peores veranos políticos. Desde la vergüenza que supuso para Rivera el tirón de orejas internacional que le dio el primer ministro de Francia, Emmanuel Macron, al batacazo electoral que vaticinan las últimas encuestas. La estrategia del líder de la formación naranja no ha dado los frutos que esperaba. Aspiraban a ocupar el espacio electoral del PP y endureció su discurso contra la izquierda en general y contra Sánchez en particular. Incluso llegó a acordar un cordón sanitario con el PSOE.

Ciudadanos

La enésima fuga en Ciudadanos: De la Torre deja la dirección del partido

Ciudadanos no puede negar su guerra interna. O más bien, la discrepancia de sus miembros. El economista Francisco de la Torre ha presentado este mismo jueves su dimisión del Comité Ejecutivo Nacional, según han señalado fuentes de la formación naranja. El principal motivo ha sido la incapacidad del...

Ahora, los españoles culpan al partido de Rivera de que se celebren nuevos comicios, según cuentan a MONCLOA.COM sociólogos expertos. En una entrevista realizada este lunes en Onda Cero, Albert Rivera ha respondido sobre estos supuestos. Y ha achacado estas malas previsiones al “agosto” y a que “la gente está harta de votar”. Además, Rivera ha analizado lo ocurrido entre las formaciones de izquierdas y ha afirmado que Sánchez tiene “muy pocas ganas de formar gobierno” y que “se ha matado literalmente con Podemos”.

 

Comentarios