Los Mossos d’Esquadra han desmantelado una fiesta ilegal este domingo de madrugada en una masía en El Catllar (Tarragona) con 130 asistentes, que se han enfrentado a los agentes durante la actuación policial.

Según han informado los Mossos en un comunicado, no llevaban mascarilla ni respetaban ninguna medida sanitaria por el Covid-19, y han dificultado su actuación “con un comportamiento hostil y agresivo”.

Los agentes han detenido a un hombre de 24 años de nacionalidad japonesa por llevar, supuestamente, 35 bolsas con una mezcla de cocaína y LSD, 12 dosis de LSD, 53 pastillas de éxtasis, una bolsa con marihuana y 170 euros en efectivo, por un presunto delito contra la salud pública.

También han denunciado al organizador, y levantado un acta por no respetar las restricciones sanitarias y otra de intervención de estupefacientes que los asistentes “han lanzado al suelo al ver a las dotaciones policiales”.

Los organizadores habían hecho la convocatoria por redes sociales y tenían la intención de alargarla hasta el lunes por la mañana, ha explicado la policía catalana.