Un hombre es detenido en Madrid por estafar en la venta de mascarillas quirúrgicas
El detenido, aprovechando la alerta sanitaria por coronavirus, insertó un anunció en una plataforma digital como suministrador de mascarillas quirúrgicas.

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a un hombre de nacionalidad china como presunto autor de una estafa en la venta de mascarillas quirúrgicas. Aprovechando la alerta sanitaria por coronavirus, el arrestado publicó un anuncio en una conocida plataforma digital en la que se anunciaba como suministrador de mascarillas.

La estafa se destapó después de que una víctima denunciara los hechos. Esta pretendía comprar 22 cajas de este material sanitario y tras realizar la compra y el pago se dio cuenta que había sufrido una estafa.

Tras la denuncia se iniciaron las correspondientes pesquisas policiales, a finales del pasado mes de febrero. La denunciante había utilizado una conocida aplicación móvil de compraventa para contactar con el supuesto suministrador. Esta ciudadana se dio cuenta de que había sido víctima de una estafa después de que tras pagar más de 600 euros por las 22 cajas de mascarillas quirúrgicas, estas no le fueron entregadas.

El pago del material sanitario fue realizado a través de una aplicación que se utiliza con gran frecuencia entre la comunidad asiática, en la que estaba insertado el anuncio del presunto estafador y mediante transferencias bancarias.

Las indagaciones policiales y el rastreo de las transferencias bancarias realizadas permitieron a los investigadores conocer el paradero del presunto autor del delito de estafa. Una vez localizado en Madrid, se procedió a su detención y fue puesto a disposición judicial.

ESPAÑA AGOTA LAS MASCARILLAS

El ciudadano chino trató de aprovecharse de la alerta sanitaria existente y la decisión de muchos ciudadanos de adquirirlas para tenerlas en su hogar. De hecho, son cada vez más los que buscan lugares en los que adquirir este material sanitario ante su escasez en farmacias y distribuidores en España.

La crisis por el Covid-19 ha provocado que en muchos de estos establecimientos se hayan quedado sin existencias. Esto hace que sea complicado hacerse con una mascarilla en cualquier punto del territorio español, sobre todo en lugares donde se encuentran los principales focos como Madrid o el País Vasco. De hecho, la venta de mascarillas quirúrgicas se incrementó en el mes de enero un 77% con respecto al mismo mes del pasado año. Asimismo, los días 22 y 24 de enero, con el pico informativo del coronavirus, se aumentó la venta en un 330%.

La gran demanda ha disparado las ventas y se prevé que estas sigan creciendo sobre todo ahora que, en España, se está alcanzado el punto álgido del virus, lo que genera una mayor preocupación y ha llevado incluso a la adopción de medidas extraordinarias para frenar su expansión.

Arrestado por estafar más de 600 euros en Madrid con la venta de mascarillas quirúrgicas
La víctima que denunció los hechos pretendía adquirir 22 cajas de material sanitario. Tras efectuar la compra y el pago se dio cuenta que era una estafa.

CHINA ENVIARÁ MASCARILLAS A EUROPA

China ha decidido transportar 1,8 millones de mascarillas y 100.000 reactivos a Europa para luchar contra el coronavirus. Tras restringir semanas atrás la venta de material sanitario al extranjero para el tratamiento del coronavirus, el Gobierno del país asiático ha accedido a que sus fábricas comercialicen este tipo de material al resto de Europa.

Su elevado stock de mascarillas tras haber pasado por la peor fase de la crisis en el país, China enviará desde sus fábricas material para hacer frente al Covid-19 en el resto del mundo. Entre el material enviado se encuentran: ventiladores pulmonares, mascarillas, trajes protectores e hisopos para detectar el coronavirus.

Además del material médico, China ha ofrecido médicos especializados en el Covid-19 que han tratado pacientes en su país. De esta manera podrían aportar toda su experiencia para hacer frente a la epidemia.

EFICACIA DE LAS MASCARILLAS

En la actualidad hay dos tipos de mascarillas, las quirúrgicas y las N95. Las primeras son más endebles y finas y no se ajustan de una forma óptima a los contornos de la cara, ya que están diseñadas para una protección leve en las operaciones médicas.

En el caso de las mascarillas N95 ofrecen un gran sellado. Son capaces de filtrar el 95% de las partículas exteriores y son más efectivas en casos de alta contaminación ambiental.

Sin embargo, aunque ambas opciones pueden ofrecer cierta protección, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no incluye a las mascarillas como medida preventiva contra el coronavirus.

Los expertos indican que no hay evidencias sólidas que confirmen su eficacia frente a las infecciones. De hecho, las mascarillas N95 impiden que los gérmenes de una persona infectada se propaguen a otros, pero no que esos gérmenes puedan entrar al organismo de una persona con mascarilla desde una persona que no lo tiene.

Por ello, desde la OMS la recomendación es lavarse las manos de forma adecuada. Además hay que cubrirse la cara en caso de estornudo y no tener contacto físico con personas con síntomas de gripe.

Al mismo tiempo, el Gobierno, con el Decreto Ley publicado el miércoles en el BOE, ha contemplado la posibilidad de restringir la venta de las mascarillas. De esta forma se podrían requisar para que solo se vendan a personas que las necesiten.

Así pues, España ha seguido una medida similar a la de otros países europeos como Alemania y Francia. Ambos países anunciaron medidas para evitar desabastecimiento de productos clave de cara a la contención del coronavirus.

PLAN COMERCIO SEGURO

A raíz de la detención del ciudadano de nacionalidad china en Madrid que estafó con la venta de mascarillas quirúrgicas, la Policía Nacional ha recordado su Plan de Comercio Seguro. De esta manera lanza una serie de consejos con los cuales trata de prevenir que los ciudadanos puedan ser víctimas de estafas en las compras online.

Entre las recomendaciones se encuentra el asegurarse en primer lugar que en la web aparece identificado el responsable de la tienda y su ubicación. A continuación se debe comprobar que la tienda es segura. Para saberlo es necesario observar si ofrece la información necesaria sobre consumo y tratamiento de datos personales.

Es aconsejable utilizar una tarjeta de uso exclusivo para pagos online, además de desconfiar de aquellas webs en las que se muestren ofertas demasiado atractivas. Si los descuentos son excesivos puede tratarse de una tienda fraudulenta. Además debes comprobar que tus dispositivos se encuentran debidamente configurados y que la conexión a Internet es segura antes de proporcionar datos personales o los datos de pago.

También se recomienda no enviar dinero en efectivo para completar la compra, eligiendo cuidadosamente el método de pago. Asimismo, se debe sospechar de negocios que soliciten dinero por adelantado sin ninguna garantía de recepción del artículo. Los comercios con sellos de confianza ofrecen una mayor garantía al consumidor.