martes, 1 diciembre 2020 12:22

La deuda del Ayuntamiento de Madrid, otra vez en duda

El tándem Almeida-Villacís ha presentado por todo lo alto los presupuestos de Madrid. Y lo hace con la sombra y el peso de una larga trayectoria de deuda. Según el plan de presupuestos de la capital, el gobierno de Cibeles apuesta por aumentar el gasto total (5.066 millones de euros, un 8% más) y la inversión (489 millones, un 52,7% más). Todo ello con el horizonte de una merma en los ingresos del Ayuntamiento de un 3,2% (hasta 5.020 millones). Ningún partido de la oposición de momento ha apoyado abiertamente el plan Almeida. Al contrario, el foco está puesto en la ambición del consistorio, que para muchos aboca a las arcas a un nuevo endeudamiento excesivo.

LA DEUDA, HERENCIA ENVENEDADA DE ALMEIDA

Desde que Almeida desbancara a Carmena de Cibeles tras su pacto con Ciudadanos, el reto del nuevo consistorio ha ido más allá de entenderse entre dos partidos con ideas y proyectos propios (cuando no personalidades muy diferentes). El mayor reto hasta la aparición del coronavirus era la deuda heredada en el Ayuntamiento de Madrid, una deuda asociada siempre a Gallardón y su interés por cambiar el rostro de la capital. Incluso en los primeros años de Ana Botella, el gasto de Madrid se disparó, coincidiendo siempre con los sueños olímpicos de los predecesores populares del actual regidor madrileño.

EL ORIGEN DEL MAL

Gallardón se proclamó alcalde de Madrid en 2003. En esa fecha, la deuda de Madrid se situaba en 1.137 millones de euros, una cantidad ‘manejable’ para una ciudad dinámica y con futuro. Cuando fue llamado por Rajoy para ocupar la cartera de Justicia en 2011, la ‘hipoteca’ sobre las cuentas municipales ascendía ya a 6.348 millones de deuda. O lo que es lo mismo, cada año, había aumentado la deuda que recibió. ¿Dónde fue ese dinero? Aquella fue la Madrid en obras: intervenciones faraónicas como la M-30, el actual edificio del Ayuntamiento en Cibeles o las infraestructuras olímpicas -hoy en su mayoría abandonadas- son algunos de los hitos que consumieron grandes cantidades de presupuesto y acrecentaron el endeudamiento capitalino.

BOTELLA Y LA REGLA DE GASTO: EL COMIENZO DEL DESCENSO DE LA DEUDA DE MADRID

El primer año de Ana Botella como Alcaldesa fue el año del Relaxing Cup of Café con Leche in Plaza Mayor, que además de un gran meme político que la perseguirá siempre, dejó a Madrid con el enésimo fiasco del sueño olímpico. En paralelo, y con la crisis rampante, Europa obliga a poner en marcha el techo de gasto para todas las administraciones. Será el principio de la continua merma en la deuda del ayuntamiento de Madrid. El resto de la legislatura, el consistorio consiguió reducir gastos y deuda, a costa de algunos servicios públicos.

MANUELA CARMENA SÓLO LA REDUCE EN UN MILLÓN DE EUROS

Aunque se ha glorificado la política de gastos e ingresos del Gobierno de Manuela Carmena, lo cierto es que la ex jueza solo siguió la estela marcada por los gobiernos anteriores. De hecho, en su caso, el descenso fue menor por el aumento de gasto social. Mientras que en los tres años de Botella la deuda de Madrid se redujo casi a la mitad, el gobierno del Cambio apenas consiguió reducir 1,2 millones de euros. Lo consiguió con estas medidas:

  • Dejar de pagar a acreedores financieros externos al Ayuntamiento.
  • Eliminar altos cargos con sueldos desorbitados.
  • Eliminar alquileres de organismos públicos en edificios privados.
  • Aumento del IBI a las grandes empresas.
  • No ejecutar grandes proyectos en infraestructura.

LOS PRESUPUESTOS DE ALMEIDA Y VILLACÍS: ¿UNA VUELTA A LA DEUDA DESORBITADA?

Los Acuerdos de la Villa ya tienen su trasposición a los presupuestos. El Ayuntamiento dirigido por José Luís Martínez-Almeida apoyado por Villacís (Cs), ha presentado algunas de las medidas estrella con la que afronta el próximo 2021. Todo ello, entiéndase bien, con el marco que está dejando la pandemia, sobre todo en Madrid. ¿Y cuáles son los grandes proyectos del gobierno de coaliación?

La finalización de las obras de Plaza de España

Las obras del Nudo Norte de la M-30

Una nueva planta de materia orgánica de Valdemingómez

Reurbanizar la zona del viaducto de Joaquín Costa

Otra vez la M-30, ahora en el paso del antiguo Vicente Calderón 

La peatonalización definitiva de la Puerta del Sol, que en su momento criticó en vídeo el propio ejecutor

No es extraño que muchos hayan visto la sombra de Gallardón y la deuda asomando en Cibeles.

Con todo ello, el Ayuntamiento de Madrid no es a día de hoy el municipio madrileño con mayor carga para sus ciudadanos: en el top se encuentran Parla (PSOE), Aranjuez (PP), Arganda del Rey (PSOE), Alcorcón (PSOE) y Valdemoro (Cs).