El secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, ha decidido dejar el cargo por “razones familiares”, según han confirmado fuentes del Ministerio de Defensa.

Las mismas fuentes explican que Olivares se comprometió con la ministra Margarita Robles a ocupar el puesto de secretario de Estado durante un año, aunque finalmente ha alargado ese plazo durante otros doce meses “como favor personal”. El Ministerio ve la marcha de su ‘número dos’ como “una pérdida irreparable”.

Olivares fue concejal del Ayuntamiento de Burgos y posteriormente alcalde de dicha ciudad entre 1999 y 2003. Antes, había sido director general de la Policía entre 1994 y 1996, gobernador civil de Ávila y delegado del Gobierno en Extremadura.

Fue durante su etapa como director de la Policía Nacional cuando coincidió con Margarita Robles, que ocupaba el cargo de secretaria de Estado de Seguridad a las órdenes del ‘superministro’ Juan Alberto Belloch, que asumió Interior y Justicia.

Este jueves, Olivares ha explicado que ha sido “un privilegio y un honor” servir a las Fuerzas Armadas durante estos dos años pero considera que debe volver a su situación de “jubilado” y dejar paso a “savia nueva”. Lo ha hecho en la sede de la Unidad Militar de Emergencias (UME), donde ha acudido a la presentación de la próxima campaña de incendios.

El aún secretario de Estado de Defensa –está previsto que el Consejo de Ministros apruebe su cese el próximo martes– ha agradecido a la ministra Robles la confianza depositada y ha destacado el servicio que prestan las Fuerzas Armadas como garantes “de la paz y la libertad”. “No hay mayor orgullo que trabajar en este Ministerio”, ha reconocido.

Comentarios