El Papa ha mostrado su cercanía a las víctimas del terremoto de 7,5 grados de magnitud en México, que golpeó este miércoles el estado de Oaxaca, un estado situado al sur del país latinoamericano y que ha dejado al menos seis muertos, varios heridos y considerables daños material.

“Ayer, un violento terremoto azotó el sur de México, causando algunas víctimas, heridos y enormes daños. Rezamos por todos ellos. Que la ayuda de Dios y de los hermanos les dé fuerza y apoyo. Hermanos y hermanas, les estoy muy cercano”, ha señalado el Papa durante los saludos en español a los peregrinos tras haber dirigido la catequesis de la audiencia general. La cita semanal se sigue desarrollando en la biblioteca del Palacio Apostólico por las disposiciones de la pandemia. Se trata de la última antes de que el Papa reduzca su agenda en julio en coincidencia con el verano.

El Papa ha continuado sus reflexiones sobre la oración y, en concreto, se ha detenido en la figura del rey David, del que ha defendido que “ante todo, era un pastor”. “Un hombre que cuida de los animales, que los defiende cuando llega el peligro, que les proporciona sustento. Cuando David, por voluntad de Dios, deberá preocuparse del pueblo, no llevará a cabo acciones muy diferentes respecto a estas. Es por eso que en la Biblia la imagen del pastor es recurrente”, ha dicho el Pontífice.

En este sentido, ha destacado que también Jesús se define como “el buen pastor” y ha contrapuesto su comportamiento al de un mercenario. “Él ofrece si vida a favor de las ovejas, las guía, conoce el nombre de cada una de ellas”, ha asegurado.

Asimismo, ha manifestado que la oración nace de la convicción de que la vida “no es algo que se desliza”, sino que es “un misterio asombroso”, que provoca “la poesía, la música, la gratitud, la alabanza o el lamento, la súplica”. “Cuando a una persona le falta esa dimensión poética, digamos que cuando le falta la poesía, su alma cojea. La tradición quiere por ello que David sea el gran artífice de la composición de los salmos”, ha concluido.

Comentarios