Existen varios elementos esenciales dentro de cualquier cuarto de baño, como el lavabo o el plato de ducha. Y hoy día puedes encontrar a través de internet varias opciones entre las cuales poder elegir dependiendo de tus necesidades.

Elige el lavabo perfecto

Los lavabos son esenciales dentro de cualquier cuarto de baño, dado que en ellos puedes lavarte las manos o el rostro, así como cepillarte los dientes. Existen dos tipos en el mercado, los clásicos y los de encimera.

Los primeros puedes colocarlos suspendidos o fijados en la pared, ideales para cuartos de baño pequeños. Pueden incluir un mueble donde guardar todas las cosas que utilices diariamente, manteniendo de esta manera tu higiene en orden. Además, las tuberías o desagües pueden ocultarse con el mueble o con una pieza del mismo lavabo, logrando así una mejor decoración del espacio.

Por otro lado están los de encimera, siendo los más populares en la actualidad. Ofrecen estabilidad gracias a su base plana y los puedes encontrar en varios diseños y formas, desde redondos o cuadrados, así como en los colores que prefieras, aparte de que no ocupan practicamente nada, por lo que puedes tenerlos si tu baño es pequeño o no dispones de mucho espacio.

Se fabrican mayormente de cerámica, la cual ofrece buena resistencia a la humedad y al paso de los años, además que su precio puede ser asequible. También están los de resina, que ofrecen una mayor variedad de diseños personalizables y su mantenimiento no resulta complicado. Por último se encuentran los de piedra y cristal, aunque aportan un gran acabado estético, su resistencia puede ser mucho menor.

Como puedes ver, las opciones pueden variar cuando se trata de un lavabo. Para encontrar el perfecto deberás buscar un equilibrio entre estética y funcionalidad.

A nivel de funcionalidad debes saber qué personas pueden utilizarlo, si adultos o niños, o si irán en el cuarto de baño principal o en el de los invitados, dado que uno se usará más que el otro.

Y con respecto a su estética, puedes elegir una de acuerdo con la decoración de tu cuarto de baño, para así conservar la armonía estética del espacio.

Un elemento de gran utilidad

Los platos de ducha pueden ser uno de los elementos más útiles para modernizar tu cuarto de baño y conseguir la mayor funcionalidad.

Se tratan de elementos que se instalan en el espacio donde te duchas con la finalidad de suplantar el uso de la bañera. Puedes encontrarlos ya con medidas determinadas o bien a medida, siendo estos últimos más económicos y capaces de aprovechar el espacio disponible, sobre todo en los baños pequeños.

La limpieza de los mismos puede ser bastante sencilla y con su función antideslizante puedes estar seguro de que no vas a caerte. La mayor ventaja puede ser la posibilidad de conseguirlos fabricados en diversos materiales, cada uno con sus propios beneficios.

Por un lado están los de piedra natural, que ofrecen un plato plano logrando una mayor accesibilidad a la ducha; pueden ser antideslizantes y poseen una gran resistencia ante cualquier artículo de limpieza, siempre con un acabado bastante atractivo.

Mientras los platos de ducha de resina ofrecen una mayor versatilidad cuando se trata del diseño, dado que pueden ofrecer más opciones con respecto a texturas, acabados y colores.

El precio puede ser muy asequible, su resistencia ante golpes les permite durar más y al tacto pueden ser cálidos, algo completamente perfecto para cuando vayas a tomar un baño.

Los que están fabricados en cerámica o porcelana, los puedes encontrar a un precio económico, y gracias a su acabado brillante, vas a poder obtener una sensación de mayor luminosidad para tu cuarto de baño.

Todos estos elementos te aportarán funcionalidad y estética a tu baño, incluso algunos platos ofrecerán mayor seguridad, por lo que tenerlos podrá ayudarte a crear un espacio más confortable para tu familia al momento de bañarse.