La empresa cárnica Grupo Uvesa de Rafelbunyol (Valencia), en la que se ha detectado un brote de coronavirus, ha afirmado que seis de los trabajadores que han dado positivo por el virus han recibido ya el alta, mientras que siete están pendientes del resultado de las pruebas serológicas que determinarán si se tratan de casos activos o ya han pasado la enfermedad.

La mercantil ha detallado que, de los siete casos iniciales que se detectaron el 17 de junio, seis han recibido el alta y, mediante pruebas serológicas, se ha confirmado que ya no están contagiados. De esta forma, queda activo uno de los siete casos iniciales.

A su vez, la Conselleria de Sanidad Universal dio a conocer que se habían detectado siete nuevos casos, a los que se les están realizando pruebas serológicas para determinar si se trata de infecciones activas o infecciones pasadas y, por tanto, conocer si forman parte del brote detectado o no.

Al respecto, la mercantil ha precisado en un comunicado que siguen “a la espera de confirmación definitiva cuando se les realicen este lunes 29 de junio los test serológicos pertinentes”. Permanecen aislados en sus domicilios.

Por tanto, de los 14 positivos detectados relacionados con este brote, seis han recibido el alta, uno permanece activo y los otros siete que se confirmaron durante el fin de semana están pendientes del resultado que determine si son antiguos o activos.

En cuanto a las pruebas realizadas, la empresa ha explicado que se han practicado PCR a la totalidad de la plantilla de la sala de despieces, excepto “quienes permanecen de baja por enfermedad común o están disfrutando de sus vacaciones”. En total, se han realizado 412 pruebas.

En este sentido, el representante de CCOO en el comité de empresa en UVESA, Diego Juarez, ha lamentado que “no han hecho (pruebas) a todos” los trabajadores de la industria y ha expresaro la “preocupación” del resto de la plantilla.

Según ha criticado, “se han concentrado en la sala de despiece, que es donde estaba el foco”, pero hay otros trabajadores que acuden a este espacio a “ayudarles a ellos cuando tienen mucha faena” y, además, ha advertido que comparten zonas comunes como los vestuarios. “Aunque haya medidas de seguridad, que pueden ser efectivas”, ha indicado que “en las zonas comunes es donde hay mucho miedo”.

“Somos 600 y han hecho unas 400, quedan aun 200 en el aire”, ha afirmado. El representante sindical ha señalado que la decisión de cuántas pruebas realizar y a quiénes es de la Conselleria de Sanidad. “Creo deberían hacerlo a todos, si no lo hace Sanidad que tome iniciativa la empresa y lo haga al resto”, ha reclamado.

Comentarios