domingo, 29 noviembre 2020 15:32

Colegio de Enfermería de Melilla pide “volver al confinamiento total”

El Colegio de Enfermería de Melilla (COEM) ha pedido al Gobierno volver “al confinamiento total” del mes de marzo porque “la situación es crítica” después de que los contagios hayan superado este domingo los 1.700 casos activos tras 103 nuevos enfermos en las últimas 24 horas y un único curado, después de producirse este sábado por primera vez tres muertes con coronavirus.

La entidad que engloba a los enfermeros de la ciudad española del norte de África ha asegurado que “el Hospital Comarcal se encuentran al límite de su capacidad, y los casos graves e ingresos siguen aumentando sin control”.

A través de una nota de prensa, ha indicado que “pese a la buena iniciativa de aumentar el número de camas UCI disponibles, el COEM sostiene que “la ausencia de profesionales sanitarios para atender a los pacientes críticos es el mayor y más urgente de los problemas en la actualidad”.

En este sentido, ha apuntado que “dado que no es posible contar con más personal y el espacio es limitado, desde el COEM se pide al Gobierno que vuelva a aplicar las restricciones de marzo para controlar el virus”.

El colegio oficial de enfermería ha asegurado que “la situación crítica que día tras día está afrontando el personal sanitario en su lucha contra el coronavirus”. “El Hospital Comarcal está sobrepasado por el incremento exponencial de casos, y las UCI disponibles ya se encuentran en situación de saturación”, ha añadido.

Al respecto, ha advertido que “esto implica que existe una posibilidad real de que, en pocos días, se deba atender a los pacientes en las condiciones que se dieron en otros hospitales durante la primera oleada del virus”, en clara referencia a la selección de los pacientes que podrán ser atendidos con respiradores si estos superan el número de artilugios sanitarios disponibles.

CRISIS “SIN PRECEDENTES”

El COEM ha indicado que “ante esta crisis sin precedentes, y pese a las buenas intenciones y los enormes esfuerzos –tanto del Ingesa como del resto de autoridades– enfocados en la instalación de hospitales de campaña y nuevas camas, desde esta institución se quiere incidir en que el problema de la atención a pacientes graves en las UCI no solo tiene que ver con los espacios habilitados, sino también con la indisponibilidad de personal sanitario cualificado para llevar a cabo cuidados críticos”.

En la actualidad, ha aseverado, la bolsa de enfermeros de cuidados críticos cuenta con una cantidad limitada de profesionales, “y es muy difícil encontrar más, lo que implica que, por muchas camas que se habiliten, seguirá sin haber personal suficiente para llevar a cabo la atención que estos pacientes necesitan”.

La entidad ha manifestado que el margen de acción de la UCI “se está reduciendo drásticamente, y la situación empeora con cada nuevo caso grave de coronavirus”.

Por todo, ha subrayado que siendo consecuentes con los datos de contagio, así como atendiendo a las limitaciones de nuestro sistema de asistencia sanitaria (principalmente la ausencia de camas de UCI y la falta de personal sanitario formado en cuidados críticos), desde el Colegio Oficial de Enfermería “se solicita a las autoridades que vuelvan a instaurar las medidas restrictivas de marzo, para proteger la salud y la seguridad de todos los melillenses”.

Esta solicitud coincide con la realizada por el presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Eduardo de Castro (Cs), que ha pedido al Gobierno de la Nación el confinamiento domiciliario, la suspensión de clases en colegios e institutos y el refuerzo de los medios sanitarios.