Entidades, sindicatos y partidos políticos como Compromís y Podem han suscrito un manifiesto conjunto en el que exigen a la Generalitat Valenciana que potencie la defensa del valenciano con un plan de cooperación lingüística junto a Cataluña y Baleares, después de que el Tribunal Supremo (TS) anulara parcialmente el decreto que regula su uso en la administración.

Esta propuesta “en positivo”, presentada en rueda de prensa en el Octubre Centre de Cultura Contemporània (OCCC), es un punto de partida y de unión de una treintena de organizaciones cívicas, culturales, sindicales y políticas. Entre los partidos hay dos del gobierno valenciano, Compromís y Podem, junto los socialistas de la provincia de Castellón aunque “se invitó a todo el PSPV”.

Su objetivo es rechazar la “gravedad” del pronunciamiento del Supremo por “crear un conflicto que no existe” con una lengua común con doble denominación, así como por no respetar el autogobierno y suponer un “ataque” a la oficialidad del valenciano. Todo ello sienta, a su juicio, un “precedente peligroso” para las lenguas regionales.

“No solo es una lengua compartida por miles de personas, tiene carácter legal en el País Valencià, Catalunya y les Illes Balears”, ha subrayado el secretario de Acció Cultural (ACPV), Toni Gisbert, como portavoz junto a representantes de Escola Valenciana y Plataforma per la Llengua.

Ante esta situación, en el manifiesto unitario urgen al Consell a ejecutar el acuerdo de Les Corts que dictó la reciprocidad de las señales de radio y televisión públicas valenciana, catalana y balear, junto a su entrada “plena” en el Institut Ramon Llull como instrumento al servicio de la protección de la lengua.

LEY DE IGUALDAD LINGÜÍSTICA

También vuelven a pedir una ley de igualdad lingüística para “superar la limitación” del decreto del valenciano en la administración para desarrollar la Llei d’Ús i Ensenyament del Valencià. Al ser una ley solo podría ser tumbada por el Tribunal Constitucional y no por el Supremo.

Otra de sus propuestas es un programa de cooperación efectiva sobre lengua y cultura entre los tres gobiernos autonómicos, con el objetivo de coordinar acciones, rentabilizar recursos y potenciar un mercado compartido. Finalmente, instar al gobierno de Pedro Sánchez a respetar las resoluciones universitarias y académicas sobre la unidad de la lengua y aplicarlo a todas las políticas públicas.

Frente la tendencia “regresiva” de decisiones como la del TS, las organizaciones quieren seguir sumando mayorías y sociales al respeto la igualdad lingüística, dentro de un proyecto de “más democracia, más autogobierno y más derechos”.

De cara al futuro, no cierran la puerta a llevar a cabo alguna movilización o un pronunciamiento conjunto con entidades de Cataluña y Baleares, aunque esta es una respuesta “en clave valenciana”. La meta es que “igual que pasa con los derechos sociales por fin en España no haya una tendencia a la retroactividad en la lengua y la cultura”, ha reivindicado el portavoz.

FIRMANTES

Firman el manifiesto las entidades Acció Cultural, ACV Tirant, Associació Ciutadania i Comunicació (Acicom), Associació Cultural Amigues i Amics de Joan Valls i Jordà, Associació d’Escriptors en Llengua Catalana (AELC), Ca Revolta, Castelló per la Llengua, Confederació AMPA Gonzalo Anaya, Escola Valenciana, FAMPA-València, FULL (Fundació pel Llibre i la Lectura), Fundació Nexe, Juga en Valencià o Kulturcrítics.

También Plataforma pel Dret a Decidir, Plataforma per la Llengua, Societat Coral El Micalet, Solidaritat i República País Valencià, Xarxa d’Entitats, BEA (Bloc d’Estudiants Agermanats), Acontracorrent o el Comité per l’Aliança dels Treballadors i dels Pobles.

Como sindicatos, CCOO PV, COS (Coordinadora Obrera Sindical), Intersindical Valenciana y STEPV (Sindicat de Treballadors de l’Ensenyament del País Valencià). Y entre los partidos, Compromís, Esquerra Unida (EUPV), Esquerra Republicana, Esquerra Valenciana, Joves PV, Podem y el PSPV de la provincia de Castellón.

Comentarios