Nasdaq

Todas las proyecciones que los mercado habían realizado para el año 2020, fueras echadas por tierra con la llegada del COVID-19, una pandemia que ha afectado gravemente a la economía mundial. En este sentido, el índice Nasdaq ha sido una de las bolsas de valores que ha sufrido las consecuencias del virus, en especial, sus respectivas restricciones económicas durante en el primer semestre del año.

A pesar de las consecuencias iniciales del coronavirus en la economia, en las últimas semanas la segunda bolsa de valores más grande del mundo ha experimentado una importante recuperación. De hecho, actualmente, Nasdaq se encuentra cotizando al máximo, impulsando así a todo el mercado de Wall Street.

NASDAQ registra un alza en sus acciones

Las recientes noticias sobre una posible vacuna para combatir al COVID-19, ha sido uno de los principales motivos que han llevado a Nasdaq a cerrar sus jornadas en niveles récord.

Las acciones del mercado tecnológico han sido el principal motor que ha impulsado el repunte de Nasdaq, gracias a empresas como Amazon.com Inc y Microsoft Corp. El índice cerró en un 2.5%, alcanzando los 10,767 puntos.  Una magnitud que se logró debido a las acciones de Amazon (+ 7.9pc) y Microsoft (+ 4.3pc).

A pesar del hecho que las acciones del Nasdaq cotizan en máximos, sistema perteneciente a la Asociación Nacional de Comerciantes de Valores, muchos siguen dudando sobre la estabilidad de los mercados en este segundo semestre del 2020.

Algunos especialistas han afirmado que el auge en el mercado de valores, provocado por el optimismo con respecto al avance de la vacuna contra el COVID-19, es un fenómeno temporal. Así mismo, las previsiones más negativas esperan una corrección de los mercados, que daría como resultado una baja en las acciones. Todo dependerá, por supuesto, de la efectividad de la nueva vacuna que busca frenar la pandemia. Sus resultados en los próximos días serán determinantes para la estabilidad de los mercados.

Debemos recordar que uno de los factores fundamentales que intervienen dentro de los movimientos de las bolsas de valores es la confianza de los inversionistas. Es por ello que dentro de las variables a considerar se encuentra el resultado y fiabilidad de la vacuna.

Antecedentes económicos y financieros del mercado

Durante varias semanas consecutivas, los mercados y las bolsas de valores han comenzado a recuperarse progresivamente. Esto se debe principalmente a que muchos países del mundo han comenzado a desarrollar procesos de flexibilización y desescaladas de las restricciones por el COVID-19.

Esto no quiere decir que el virus haya sido controlado totalmente. Según la OMS, todo apunta a nuevos brotes del virus en Europa, y el empeoramiento de la situación en los Estados Unidos. El levantamiento de los confinamientos de debe únicamente a presiones económicas sobre los gobiernos, que se han visto en la obligación de ceder.

Analistas de Wall Street han destacado que los mercados están apostando a una rápida recuperación, que les permita a los inversionistas sobreponerse a las pérdidas del año que viene. Una actitud que congruente con las expectativas de la Organización Mundial de la Salud sobre el coronavirus.

Por otra parte la masiva inyección de dinero por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos, ha sido un factor fundamental para el bienestar del índice Nasdaq, y Wall Street en general. Este nuevo rescate financiero ha mantenido relativamente estables a los mercados. Sin embargo los índices de desempleo y pobreza extrema se mantienen en aumento.

Conclusiones: invertir en Nasdaq

Uno de los factores que ha beneficiado a Nasdaq es que se trata de una bolsa en la que cotizan principalmente las acciones “tecnológicas”. Es decir, empresas como Apple, Amazon, Microsoft, Facebook, Gilead Sciences, cotizan actualmente en el índice Nasdaq. Hablamos de empresas que durante este periodo han sabido sobreponerse a las nuevas condiciones impuestas por la pandemia.

Aunado a ello, el optimismo que los avances en materia de tratamientos para combatir el COVID-19, ha influido destacadamente en el crecimiento de las acciones de esta bolsa creada en el año 1971. En este sentido, no cabe duda que es buen momento para invertir en Nasdaq. Sin embargo, todo apunta a una nueva caída cuando se comience a producir los nuevos brotes del virus en Europa y la situación en Estados Unidos empeore.

Es por ello que las inversiones a mediano plazo están destinadas a generar pérdidas. Los inversionistas están aprovechando la reciente ola y así obtener todas las ganancias que puedan en el menor tiempo posible. En términos generales, los mercados y la confianza de los inversionistas se mantendrán inestables durante toda la segunda mitad del 2020.

La mejor manera de invertir en Nasdaq y aprovechar el reciente auge de los mercados es apoyando las inversiones tecnológicas en empresas como Amazon y Microsoft. Dejando a un lado a Facebook que se encuentra sufriendo un terrible boicot publicitario.

En pocas palabras, es necesario saber analizar correctamente cada una de las variables que hemos detallado, con el objetivo de atisbar los posibles movimientos del mercado y tomar la mejor decisión. Invertir en Nasdaq puede ser una buena decisión en el corto plazo. Sin embargo, todo dependerá el avance de la pandemia.

Comentarios