el corte ingles

En contexto de las protestas del movimiento Black Lives Matter contra la violencia policial y los asesinatos racistas en Estados Unidos, varias estatuas de eminencias españolas han sido atacadas o derribadas por seguidores de esta corriente en los últimos días. Las figuras en piedra del autor de ‘El Quijote’, Fray Junípero Serra y el conquistador Juan Rodríguez Cabrillo , han sufrido daños, al ser relacionados con crímenes racistas o esclavistas en mitad de una ola de revisionismo que busca acabar con el racismo sistémico e institucional en EEUU.

Ante esto, colectivos católicos así como eurodiputados de PP, Vox y Ciudadanos, además de ministros socialistas, se han quejado de este trato a las personalidades históricas españolas en suelo americano. A continuación explicamos la relación entre estas figuras, los delitos que les atribuyen los protestantes y la perspectiva de sus defensores.

CERVANTES

Estatua vandalizada de Miguel de Cervantes en San Francisco, Estados Unidos.

No necesita presentación el autor más importante de la literatura en español de la historia. Su oda en piedra fue atacada en San Francisco, en el mismo día y lugar en que derribaron la de Serra. Pintarrajearon los ojos de Miguel de Cervantes de rojo sangre, y grafitearon la palabra: “Bastardo”.

Quizá sea el caso más rocambolesco, ya que, como se esfuerzan por recordar políticos y organizaciones españolas, el célebre escritor no tuvo relación alguna con el proceso colonialista.

Eurodiputados de PP, Vox y Ciudadanos emitieron una carta al representante interino de Estados Unidos ante la UE, en el que alertaban de que, además de “no estar vinculado de ninguna manera a la conquista y exploración española de las Américas”, Cervantes fue “víctima de la esclavitud” durante cinco años en África. Por tanto, relacionar el legado del autor con actitudes esclavistas o colonialistas es completamente inverosímil.

El ministro de Cultura y Deporte, Rodríguez Uribes, se pronunciaba al respecto el pasado sábado.

Comentarios