vehículo

El final de la vida útil de un vehículo, dea del tipo que sea, pasa por ir al desguace. Estos lugares son un recurso a la hora de deshacerse de un automóvil que ha llegado al final de su ciclo. Los desguaces cumplen con una función que va más allá de poner punto y final a un coche. ¿Quieres saber todo lo que un desguace es capaz de hacer?

Los desguaces, más que un cementerio de vehículos

Aunque reciben el nombre técnico de Centro Autorizado de Tratamiento de vehículos, los desguaces cumplen una gran labor, no solo con los propietarios de los coches, sino con el entorno. En el momento que una persona decide deshacerse de un coche y llama a un desguace, se pone en marcha un mecanismo que funciona con rapidez. A día de hoy, las bajas definitivas de los coches no pueden ser tramitadas de manera particular, sino que han de hacerlas estas empresas especializadas. Con ello se garantiza que el final del vehículo es el que marca la legislación, y que no va a acabar abandonado en cualquier lugar, con los peligrs que ello conlleva.

Los desguaces, al recibir la llamada de quien quiere dar la baja del vehículo, concretan con el propietario un lugar en dónde recogerlo. Un camión grúa se encargará de ello, y se hace firmar una documentación por la cual se autoriza al Centro de Tratamiento a poner fin a ese automóvil. Previamente se ha de entregar la tarjeta de inspección técnica y el permiso de circulación. Se entrega al dueño el certificado el certificado de destrucción del vehículo y la baja del mismo ante la Dirección General de Tráfico.

El vehículo que se entrega puede tener un valor económico y que el desguace valora y entrega al propietario en metálico. Desde ese instante, puedes estar tranquilo, tu viejo atomóvil va a tener el fin que merece. Es cuando el vehículo es trasladado al desguace para su aprovechamiento. Efectivamente, por viejo que sea un automóvil, hay piezas que pueden tener un valor y tener una nueva oportunidad. Estas piezas se clasifican y catalogan y se venden a un precio más bajo para quienes las necesiten. El ahorro suele ser muy importante, por lo que un desguace es un gran centro de oportunidades de piezas de ocasión. Puedes ahorrar mucho dinero buscando las piezas que necesitas en un desguace.

El gran papel ante el medio ambiente

Los desguaces cumplen con una misión de vital relevancia ante la naturaleza. Un coche abandonado en un paraje natural supone una enorme fuente de contaminación, sobre todo si conserva líquidos en su interior, como aceites, líquido de frenos o combustibles.Por no hablar de las baterías, que se deterioan y terminan arrojando parte de su peligrosa carga a nuestro entorno.

Los coches, una vez llegados al Centro de Tratamiento y siendo despojados de las piezas  que puedan aprovecharse, se someten a la descontaminación. En este proceso se le libera de elementos peligrosos para la naturaleza, como los que ya hemos comentado, además de las gomas y neumáticos. Se clasifican y reciclan según diga la normativa, garantizándose que no van a ir a parar a un lugar al que puedan suponer un peligro para alguien.

El coche, una vez despojado de todo elemento, queda listo para ser compactado y convertido en un cubo de metal. Estos restos, debidamente tratados, pueden servir para producir nuevos vehículos o cualquier tipo de producto que lleve metal, por lo que un coche tiene siempre un final agradecido, formar parte de los coches del futuro.

Gracias a los desguaces y a la labor que realizan, no solo se evita una gran cantidad de vertidos incontrolados. a la naturaleza, sino que se libera a los propietarios de hacer unos trámites ante la administración que resultan un engorro y una inversión importamte de tiempo. Afortunadamente, los desguaces cumplen un papel facilitador a la hora de decir adiós a los viejos automóviles, muy lejos del que cumplían hace ya muchos años.

Cabe recordar que gracias a las piezas rescatadas por los desguaces de vehiculos de desecho, es posible conseguir piezas de recambio a un precio muy inferior, incluso siendo posible buscar piezas de coches que ya llevan tiempo fuera del mercado. Un desguace permite que podamos tenr a nuestra disposición gran catidad de respuestos.

Por tanto, no olvides que tras un Centro de Tratamiento de Vehículos, hay mucho más que un cementerio de coches. Hay unas empresas altamente tecnificadas y profesionales que cumplen con un servicio de gestión integral de residuos y de servir como nuevas oprtunidades a sus piezas. Consulta cuál es tu desguace más cercano si estás pensando en deshacerte de tu automóvil, y piensa en todo lo que puede hacer por ti. Ahorrarte tiempo y dinero son solo 2 de  las ventajas que estos lugares nos proporcionan.