Reino Unido Euroorden Ponsati

Las autoridades británicas han confirmado que el trámite de la euroorden sobre la ex consejera de Educación catalana Clara Ponsatí sigue su curso y han pedido disculpas a las autoridades españolas por un error “de comunicación” sobre la tramitación de la misma, retirando así el calificativo de “desproporcionada” y sustituyéndolo por otros como “imprecisa” e “incompleta”, en relación al documento de orden de detención y entrega.

El supuesto malentendido llegó cuando en un primer momento, las autoridades británicas contestaron a la euroorden contra Ponsatí, fugada a Escocia por un delito de sedición, alegando que la petición era “desproporcionada” con arreglo a su legislación. Horas más tarde, desde Reino Unido se matizaba que se había rechazado la tramitación de la citada orden de detención europea dictada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena por ser “imprecisa” e “incompleta”, pero se retiraba el calificativo de “desproporcionada” tal y como se catalogó al principio.

En concreto, desde la Unidad Oficina SIRENE (cooperación policial europea) se remitía otro documento con carácter urgente a las autoridades españolas en el que aclara la orden anterior. “Nuestra respuesta afirmaba incorrectamente que la orden era desproporcionada -no es desproporcionada, solo que actualmente carece de información esencial-“, se lee en el documento difundido por Moncloa.

LA EUROORDEN “INCOMPLETA”

Desde Moncloa han explicado que la calificación de “desproporcionada” con la que las autoridades británicas se han referido a la euroorden se debe a un “error” de comunicación a la hora de trasladar la información a las autoridades españolas, que ya ha sido comunicado a la Embajada española. “Pedimos disculpas por esta falta de comunicación”, han dicho por su parte desde Reino Unido.

Las autoridades policiales británicas, que reciben la ejecución de la orden de detención y entrega a través del sistema de cooperación Sirene, llevan a cabo un control formal de admisión a través de la National Crime Agency antes de ordenar el arresto y remitir la solicitud de entrega a las autoridades judiciales británicas.

En esta nueva comunicación, la Unidad Oficina Sirene ha indicado a las autoridades españolas que la solicitud presentada sobre Ponsatí no proporciona actualmente suficientes detalles sobre la naturaleza del delito y achaca cuestiones como el momento y lugar en el que se cometió. Asimismo, en la misma debe figurar una clara conexión entre el delito y la persona nombrada.

Por ello, reclaman a las autoridades españolas que proporcionen con “carácter de urgencia” la información solicitada. Una vez hecho, indican, la solicitud deberá ser certificada por la National Crime Agency.

En este caso concreto, según fuentes de Moncloa, SIRENE ha transmitido a las autoridades policiales españolas que es necesario aportar información complementaria en relación con la euroorden emitida para cursar la detención y entrega de Ponsati pero, al hacerlo, “han aludido a una calificación como de petición “desproporcionada”, expresión que en ningún momento había empleado la National Crime Agency.

fiscalia independentistas

Sánchez da carrete a los independentistas al evidenciar su injerencia en la Fiscalía

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, causó este miércoles un gran revuelo al declarar que la Fiscalía depende del Ejecutivo, una afirmación que ha suscitado la indignación de las asociaciones de fiscales pero que, según fuentes del Ministerio Público consultadas por MONCLOA.COM, r...

En este sentido, han apuntado que la solicitud cursada sigue pendiente de ser admitida y que se están realizando las gestiones pertinentes para concretar y facilitar la información que sea precisa “por medio de los procedimientos de cooperación judicial y policial previstos”.

Además, el Gobierno español ha recordado que la solicitud de ejecución de una euroorden es un proceso de carácter eminentemente judicial.

Llarena, que instruye la causa por el denominado procés emitió este martes una nueva orden europea de detención y entrega contra Ponsatí, fugada a Escocia, por un delito de sedición tras descartar el de malversación a la luz de la sentencia dictada por la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, según la cual, la cesión de espacios para la celebración del referéndum ilegal que se le imputa a ella no entraría en ese tipo delictivo.

Comentarios