Euskadi ha registrado un nuevo fallecido y 16 positivos por coronavirus en pruebas PCR en las últimas 24 horas. La mayoría de estos nuevos casos, un total de 9, se han registrado en Guipúzcoa y tres de ellos corresponden al brote registrado en Orio, que en total suma trece personas positivas en coronavirus.

La consejera de Salud del Gobierno Vasco, Nekane Murga, ha dado a conocer estos datos en una rueda de prensa celebrada en Vitoria, donde ha informado de que en las últimas 24 horas se han realizado 4.713 pruebas –4.386 PCR y 327 test rápidos–.

Asimismo, ha dado a conocer que este pasado miércoles se registraron 37 personas más libres de covid-19, es decir, con PCR negativo tras haber contraído la enfermedad días atrás; y cinco personas recibieron el alta hospitalaria.

También se ha registrado un nuevo fallecido. En este sentido, ha recordado que el dato de fallecimientos hace referencia a personas con una PCR positiva en los últimos 60 días. Sobre la situación de los hospitales, se mantiene en 10 la cifra de personas con covid-19 que permanecen ingresados en la UCI.

Los nuevos positivos confirmados ayer mediante PCR son 16. Por territorios, 4 casos nuevos se han detectado en Álava, 1 en Vizcaya, 9 en Guipúzcoa, y 2 personas con residencia fuera de Euskadi.

Los casos detectados ayer por “test rápido” son 43. Esta prueba mide la inmunidad adquirida o los anticuerpos generados por una persona y pueden indicar una infección pasada.

TRES NUEVOS CASOS

La titular de Salud ha informado que tres de los nuevos casos detectados corresponden al foco detectado en Orio, ya suma un total de doce casos. Además, ha informado de que otros cuatro casos podrían también estar relacionados y se encuentran en estudio. Uno de los casos de personas que han llegado a Euskadi a trabajar o de visita temporal forma parte de los casos en estudio por su posible relación con el foco de Orio.

“En este momento tenemos tres casos en Guipúzcoa identificados claramente como relacionados con el foco de Orio, y uno de los casos positivos no residente en Guipúzcoa, también parece estar relacionado”, ha explicado.

Murga ha recordado que “el virus está entre nosotros” y ha informado de que algunos de los nuevos casos detectados eran personas que estaban en aislamiento a las que se les ha realizado de forma preventiva el test por ser de algún colectivo de riesgo. “En la mayoría de los casos, tenemos identificado el origen”, ha insistido.

Preguntada por el caso de las personas no residentes en Euskadi, Murga ha explicado que una de ellas procede de una comunidad autónoma limítrofe con el País Vasco y que había viajado por motivos laborales a Euskadi, donde su estancia iba a ser temporal. Al encontrarse mal, ha contactado con Osakidetza.

Murga ha explicado que esta persona se encuentra en aislamiento y ha señalado que, si se traslada a su comunidad autónoma, “se hará con las medidas de seguridad para evitar nuevos contagios y siempre en contacto con el servicio de sanidad de la comunidad autónoma que corresponde para que sepa que acude una persona infectada”. “El contacto entre las unidades de vigilancia epidemiológica de las comunidades autónomas es algo habitual”, ha explicado.

PLAN DE VIGILANCIA

Murga ha destacado que “identificar precozmente los nuevos casos, aislar los contagios y rastrear sus contactos estrechos e impedir que el coronavirus se expanda” son los objetivos del plan de vigilancia para la detección precoz de Osakidetza que se aplica a todas las personas que presentan síntomas o que han tenido contacto estrecho con una persona positiva.

Asimismo, ha destacado que Osakidetza está trabajando de forma preventiva con población de riesgo y se están haciendo pruebas a colectivos concretos que comenzaron por el ámbito sanitario, en el que ya se han realizado cerca de 100.000 pruebas –PCR y test rápidos– desde que comenzó la pandemia. El porcentaje de positivos en las casi 58.000 PCR realizadas se mantiene cerca del 5,4%.

Murga ha informado de que en algunos centros sanitarios se ha comenzado un “segunda vuelta” de pruebas para continuar haciendo un “rastreo y seguimiento” del virus entre los profesionales por el riesgo que tienen de estar en contacto con personas enfermas. No obstante, ha destacado que los protocolos de acceso a los centros sanitarios son ahora más “intensivos”.

En el espacio sociosanitario, se han realizado cerca de 25.500 pruebas a profesionales y 22.5000 a personas residenciadas. Además, ha informado de que prácticamente se han finalizado las pruebas a los colectivos de la ertzaintza, bomberos, policía local, asistencia domiciliaria, Dya y personas de farmacia que suman más de 18.500 pruebas con un porcentaje de positivos por debajo del 4% en test serológicos y cinco positivos PCR.

“El porcentaje de personas con anticuerpos en estos colectivos coinciden con los niveles de inmunidad que los estudios han identificado en la población general”, ha destacado la consejera.

Asimismo, ha informado de que en este momento se están haciendo pruebas en otras profesiones sanitarias como odontólogos, servicios sociales, e incluso transporte público y centros de menores, a los que se suman los realizados en centros penitenciarios.

También ha recordado que el mes pasado se realizaron pruebas a profesionales del sector pesquero y, en este momento, se están repitiendo pruebas a los pescadores que han estado en países con alto número de casos covid-19.

Murga ha recordado que desde este jueves Osakidetza está realizando pruebas PCR “de forma preventiva” al colectivo de temporeros. “El rastreo es constante. Buscamos el virus porque queremos encontrarlo”, ha subrayado.

Al mismo tiempo, ha informado de que el Departamento está a la espera de recibir los listados que deben elaborar otros colectivos como fisioterapeutas, colegios médicos profesionales u optometristas, entre otros.

Preguntada por el comienzo de la campaña electoral en Euskadi, la consejera ha recordado la necesidad de mantener las medidas de prevención y ha recordado que las principales pasan por mantener una distancia de seguridad, en espacios cerrados el uso de la mascarilla y evitar el contacto físico.

Por último, ha apelado a la responsabilidad de los colectivos e individual. “En nuestra mano está mantener controlada esta pandemia en Euskadi”, ha concluido.

Comentarios