Euskadi ha registrado este pasado miércoles un total de 204 nuevos casos positivos en Covid-19 mediante pruebas PCR, de los que 145 corresponden a Vizcaya, 33 a Guipúzcoa, 23 a Álava y tres a personas con residencia fuera de esta comunidad autónoma, según los datos aportados por la consejera de Salud, Nekane Murga, que ha considerado que, pese a estos “dientes de sierra”, la incidencia acumulada en los últimos días “parece estabilizarse”.

En una rueda de prensa en Vitoria, donde se ha reunido previamente la Comisión de seguimiento de la situación epidemiológica en Euskadi, Murga ha explicado que, a lo largo de la pasada jornada, se han efectuado 4.297 pruebas PCR, de las que 204 fueron positivas, frente a las 123 de la jornada anterior.

De ellos, 145 son nuevos contagios en Vizcaya, más del doble de los 62 que había detectado el martes. La mayoría se han registrado en Bilbao, con 88 positivos. Le sigue Barakaldo, con 13, y Ermua, con cinco.

En Guipúzcoa, sin embargo, los casos han bajado de 46 el martes a 33 el miércoles. San Sebastián, con 12, es la localidad guipuzcoana más afectada, seguida de Eibar, con seis. Por su parte, Álava ha contabilizado 23 positivos, diez más que un día antes, todos ellos en Vitoria. Los tres casos restantes corresponden a personas que residen fuera de la comunidad autónoma.

En el conjunto de Euskadi, las franjas de edad con mayor número de positivos son las comprendidas entre 30 y 39 (con 48 casos) y entre 20 y 29 (con 45), seguidas de las edades de 40 a 49 (con 25 casos) y de 10 a 19 (con 23). Los niños menores de 10 años registran 13 positivos, y entre los adultos se dan 19 casos en la población de 50 a 59 años, 12 de 60 a 69, 11 de 70 a 79, y siete de 80 a 89.

En cuanto a la situación en los hospitales vascos, durante esta pasada jornada, han ingresado en planta seis personas por covid. En sus UCI, se encuentran actualmente cinco personas que han dado positivo en esta enfermedad.

DIENTES DE SIERRA Y FOCOS

La consejera ha señalado que, tras el nuevo aumento en la cifra de contagios este miércoles, habrá que ver cómo evolucionan los datos durante los próximos días, ya que aún es “pronto para extraer conclusiones”, si bien ha apuntado que la incidencia acumulada en los últimos días “parece estabilizarse aunque puedan darse picos de contagios o dientes de sierra como el de hoy”.

Según ha indicado, “estabilizar el número de casos es una victoria y prevemos que en los próximos días se sigan visibilizando los efectos de las medidas tomadas en las últimas semanas, principalmente el mayor uso de la mascarilla en todos los ámbitos”.

En la misma línea, ha remarcado que la situación en los brotes que han surgido en Euskadi refleja “una tendencia hacia la estabilización en alguno de los que más preocupan”, como el que afecta a las localidades de Ermua y Eibar. En el municipio vizcaíno, la incidencia se ha reducido a la mitad en los últimos siete días, mientras que en la población guipuzcoana se ha logrado “estabilizar el número de contagios”, ha explicado.

En función de los datos aportados por la consejera, la Unidad de Vigilancia Epidemiológica, tras llevar a cabo “un análisis exhaustivo” de los casos, ha identificado un número de 498 positivos registrados en Euskadi durante las últimas semanas que han podido tener su origen en varios focos interrelacionados y asociados al ocio y las celebraciones.

Según ha precisado, son casos que no sólo han aparecido en Ermua y Eibar, sino que se ha ido localizando personas relacionadas con municipios contiguos como Deba, Bergara o Elgoibar mediante el rastreo realizado. “Afortunadamente estos focos localizados en la comarca de Debagoiena ya están en vías de control”, ha señalado.

Por otro lado, el ‘screening’ y seguimiento de las personas que participaron en las distintas fiestas de selectividad ha permitido determinar que la cifra de contagios asciende a 158 pero “con un claro descenso” en los positivos detectados en los últimos días. Por tanto, en palabras de la consejera, es un foco “ya en fase de control”.

Preguntada sobre si los datos de este miércoles deben generar alarma, ha señalado que “tenemos ya la sociedad concienciada con las medidas que son necesarias y que se están tomando”. “Lo que nos debemos es concienciar de que el virus realmente está entre nosotros”, ha insistido.

La consejera ha matizado que ha calificado las cifras de “diente de sierra” porque, si en este momento no se tuviera una red para identificar precozmente los nuevos casos y “poner los medios” para que no progresen, el crecimiento sería “exponencial”. Según ha indicado, “sí que hay dientes de sierra –antes de ayer hubo menos de 100 y hoy pasamos de 200–, pero también el domingo pasado estábamos muy próximos a los 200”.

De este modo, ha precisado que no pretende, “desde ningún punto, frivolizar que hayamos pasado, por primera vez, de los 200 en 24 horas, quiero resaltar que llevamos diez días que muchos días se superan los 150. Si no estuviéramos con esta capacidad de casos, contactos, rastreo, identificación de focos, en este momento un crecimiento exponencial se correspondería con cifras mucho mayores”.

En todo caso, ha confiado en que el efecto de la obligatoriedad de llevar mascarilla “se va a empezar a notar ahora”. No obstante, ha advertido de que, “en ocasiones, el uso de la mascarilla lo realizamos cuando nos estamos desplazando y, sin embargo, en las reuniones de familiares y amigos, nos la quitamos y ahí es donde estamos detectando el mayor número de contagios”.

“Yo recomendaría a toda la población que revise con cuántas personas ha estado en los últimos diez o quince días a menos de 2 metros sin mascarilla más de 15 minutos. Los que hayan estado con ocho o diez creo que deben revisar sus hábitos. Todos debemos tener claro que cuando estamos con una persona con la que no convivimos a menos de 2 metros estamos asumiendo un riesgo y, si esto a lo largo de los días lo realizamos con personas diferentes, estamos facilitando la propagación de la enfermedad”, ha señalado.

Finalmente, cuestionada por la previsión de compra de vacunas contra la covid-19, ha recordado que, “de momento, las características de estas vacunas y a quiénes van a aportar más beneficios es algo que es una hipótesis”.

Según ha indicado, “está claro que todas las personas a partir de cierta edad y mayor riesgo serían las prioritarias, pero lo primero que tenemos que conocer es el grupo en que demuestre que es eficaz” la vacuna para, “desde ahí, planificar quiénes son las personas que más se benefician”.

Comentarios