El dispositivo especial puesto en marcha por el Gobierno de la Rioja en colaboración con el Ayuntamiento de Logroño para llevar a cabo un cribado dirigido para la población de la capital ha superado tras su segunda jornada las 2.800 muestras recogidas. Hasta el operativo ubicado en Riojaforum se han desplazado a lo largo del día centenares de logroñeses y logroñesas, previamente citados vía SMS.

De hecho, aunque estaba previsto detener la realización de pruebas en el intervalo comprendido entre las 14 y las 15 horas, el dispositivo se ha mantenido funcionando de forma ininterrumpida desde las 9.00 horas para atender adecuadamente a los ciudadanos logroñeses que han acudido al recinto durante toda la jornada.

Las pruebas diagnósticas que están siendo empleadas esta vez en el proceso de detección del SARS-cov-2 son los test rápidos de antígenos.

El principal objetivo del dispositivo especial para llevar a cabo un cribado dirigido para la población de Logroño para la detección del COVID-19 puesto en marcha ayer viernes por el Servicio Riojano de Salud (SERIS) es cortar la cadena de transmisión del coronavirus en la capital, a través de la detección precoz de los casos asintomáticos e identificando la población diana de mayor riesgo.

De hecho, está centrado en las Zonas Básicas de Salud con mayor incidencia (Joaquín Elizalde, Rodríguez Paterna, Espartero y La Guindalera).

Una vez que se haya sometido a la prueba de detección, cada ciudadano recibe en su teléfono móvil un mensaje SMS informando del resultado de la prueba, sea positivo o negativo. La Unidad COVID es la encargada, en su caso, de dar las recomendaciones oportunas a aquellos ciudadanos cuyo test haya arrojado un resultado positivo.

Además del cribado dirigido a la población de Logroño, continúan operando con normalidad también los puntos de diagnóstico móvil habituales ubicados en el CIBIR, Calahorra y Arnedo.