Extremadura ha superado en 2019 y por primera vez los 2.000 donantes potenciales de médula ósea en un año, en concreto 2.146, una cifra un 57 por ciento superior a la del año anterior.

En total, la comunidad extremeña contribuye en el Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO) con 11.227 donantes potenciales, superando de esta forma las cifras que preveía la Organización Nacional de Trasplantes para una región con la población de Extremadura.

“Llevamos cuatro años consecutivos superando los 1.000 (donantes) gracias al trabajo de ADMO y llevamos un año superando los 2.000”, ha asegurado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, quien ha añadido que la región es la cuarta comunidad en porcentaje de donantes por cada 100.000 habitantes.

Además, el consejero extremeño ha informado de que en 2019 la donación de médula ósea tuvo rostro femenino, ya que el 70 por ciento de los nuevos donantes potenciales fueron mujeres.

Vergeles ha dado a conocer estos datos junto a la presidenta de la Asociación para la Donación de Médula Ósea de Extremadura (ADMO), Virtudes Carrasco; el director gerente del Servicio Extremeño de Salud (SES), Ceciliano Franco; y el coordinador regional de Trasplantes, Luis López.

En su intervención, Vergeles ha agradecido a la sociedad extremeña su “altruismo” y “solidaridad” en cuanto a las cifras de donación, en las que da “siempre lo mejor de sí misma”, en particular, en este caso, en relación a las donaciones de médula ósea.

En este punto ha valorado que la generosidad de los ciudadanos tiene que estar “bien canalizada”, por lo que ha agradecido a ADMO su trabajo a la hora de conseguir encauzar la “solidaridad y altruismo” de la sociedad extremeña.

El consejero se ha referido a la importancia de contar con un amplio número de donantes, ya que, como ha dicho, para encontrar un donante compatible con un varón menor de 40 años se necesitan al menos 1.000 donantes y si es varón mayor de 40 años se necesitan al menos 2.000 donantes potenciales.

En el caso de las mujeres, si son menores de 40 años se necesitarían 4.000 donantes para poder encontrar un donante compatible, mientras que si la mujer es mayor de 40 años la cifra que se necesitaría sería unos 3.500 donantes potenciales.

“El objetivo de la donación de médula ósea está en conseguir el mayor número de donantes potenciales y tenerlos tipados para cuando se necesite la médula ósea podamos ir al registro de médula ósea y saber que hay un donante potencial que cumpla con las características de la persona que la necesita”, ha dicho.

Asimismo, el consejero ha hecho un llamamiento para que las cifras de donantes de médula ósea sigan aumentando y ha invitado a romper falsos mitos y “miedos innecesarios” en torno a esta donación, en la que, como ha dicho, “no se pincha ningún hueso”.

LABOR DE ADMO

Por su parte, la presidenta de la presidenta de la Asociación para la Donación de Médula Ósea de Extremadura (ADMO), Virtudes Carrasco, ha agradecido las cifras de donación alcanzadas en 2019 y que son fruto, ha dicho, de haber llamado a “muchas puertas”, alcanzado casi 35.000 las personas a las que la asociación se ha dirigido.

Así, ha explicado que la asociación trabaja a nivel formativo e informativo, ofreciendo charlas de sensibilización, y también acompañando a enfermos y a familiares.

De esta forma, también ha explicado que la semana actual, en la que se celebra la Semana Europea contra la Leucemia, está llena de actividades y en ella la visualización de las enfermedades oncohematológicas estará “más presente”.

De esta forma, tendrán lugar varias webinar informativas, así como testimonios de pacientes y donantes, además de actividades dirigidas al público más infantil.

Comentarios