El presidente de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (FAPAR), Miguel Ángel Sanz, ha pedido protocolos claros para que el curso 2020-2021 se pueda iniciar con seguridad en los centros educativos y para saber cómo han de actuar las familias en caso de que se declare un contagio.

En declaraciones a Europa Press, ha contado que el presidente de Aragón, Javier Lambán, y el consejero de Educación, Felipe Faci, han trasladado a su organización, en una reunión mantenida este viernes, que están trabajando en estos protocolos junto el Departamento de Sanidad.

El Ejecutivo les ha transmitido su voluntad de que “esté todo muy especificado” y quede reflejado “qué hacer ante los contagios, a quién hay que aislar y cómo”, ha dicho Sanz, al tiempo que ha mostrado su preocupación por cómo se va a abordar la conciliación en estos casos.

“Si los alumnos son aislados, qué va a pasar con las familias, van a poder estar de baja”, se ha preguntado, cuestiones que FAPAR ha pedido que se especifiquen en los protocolos. Ha añadido que el Gobierno de Aragón se ha comprometido a darles a conocer en las próximas semanas el contenido concreto de los mismos.

Sanz ha reconocido que la seguridad “al cien por cien no existe” y “puede haber contagios”, si bien “esperamos que la evolución de la pandemia sea favorable y que sean los mínimos posibles”.

PRESENCIALIDAD

FAPAR ha apostado por la presencia de los alumnos en las aulas en todos los niveles educativos. Sin embargo, el Gobierno de Aragón les ha manifestado que ante la actual situación epidemiológica contempla que en Infantil, Primaria y primero de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) sea así, pero combinar la enseñanza presencial con la educación a distancia en el resto de cursos de ESO y Bachillerato.

Sanz ha comentado que la situación sanitaria puede requerir esto, aunque ha pedido al Gobierno de Aragón que “explore todas las posibilidades” y, por ejemplo, también segundo de la ESO sea un curso cien por cien presencial.

FAPAR ha apuntado la posibilidad de utilizar los centros de Secundaria por la tarde, en función de la situación de cada instalación.

Esta organización también ha solicitado al Gobierno de Aragón que contemple implementar el programa de ‘Madrugadores’ y las actividades extraescolares, que no están previstas en el inicio del curso, para facilitar la conciliación. Desde el Ejecutivo se han comprometido a estudiar esta petición para analizar si se puede llevar a cabo “algún tipo de proyecto que garantice la seguridad” frente a la COVID-19.

Comentarios