Fernando Simón y la foto polémica

Al director desde 2012 del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, le llueven tanto las críticas feroces como los elogios. Pero algunos han cruzado la línea y han denunciado al dirigente de Sanidad. Pese a que no prosperen la mayoría de las querellas que buscan responsabilidades penales en Simón, ahora la Fiscalía Anticorrupción acaba de trasladar a la Fiscalía Provincial de Madrid una nueva denuncia que busca juzgar al epidemiólogo por homicidio imprudente. En este caso, el denunciante considera tanto Simón como la directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación, Pilar Aparicio Azcárraga, son responsables de las decenas de miles de muertes de ancianos en las residencias.

El Gobierno sigue empeñado en seguir hacia delante, pero hay muchos ciudadanos que no olvidan las consecuencias de la pandemia y no perdonan los posibles errores que se cometieran en su gestión. Ya muy lejos queda esa afirmación de Simón en la que aseguraba que tan solo habría “uno o dos casos aislados” de coronavirus en España. Ahora, la realidad es que han muerto más de 40.000 personas a causa del coronavirus y no se han encontrado responsabilidades políticas, algo que irrita a más de un ciudadano.

Esta nueva demanda que han interpuesto contra Simón ya ha llegado a la Fiscalía Anticorrupción y ésta la ha remitido a la Provincial de Madrid. En este documento al que ha tenido acceso MONCLOA.COM, se detalla por qué, a juicio del denunciante, Simón y Aparicio son responsables a nivel penal de todos los ancianos que fallecieron en las residencias.

Pere Navarro

Pere Navarro: “Si tiramos atrás Madrid Central haremos el ridículo”

Fue el impulsor del carnet por puntos y uno de los directores de la DGT que más ha reducido la mortalidad en la carretera. Tras unos años alejado de los focos, Pere Navarro volvió en 2018 a coger las riendas de la Dirección General de Tráfico. Y desde entonces, hay menos muertos en la carretera. P...

“Más de diecinueve mil de nuestros ancianos, alojados en residencias, equivalente al 66,26% del total de todos los fallecidos en España, murieron en soledad en sus habitaciones transformadas en “celdas” por mor del Ministerio de Sanidad. Las residencias se convirtieron en auténticos centros de la muerte, a modo de centros de exterminio geriátricos; pero si lo anterior es gravísimo, no lo es menos conocer que quienes redactaron tal guía de actuación, que se escudan en el anonimato, eran conocedores del destino final de muchos de los ancianos infectados por COVID-19, LA MUERTE”, detalla el denunciante en el documento que ya está en manos de la Fiscalía Provincial.

Este denunciante, al igual que los otros que intentaron querellarse contra Simón al considerarle responsable de algunas de las consecuencias de la pandemia, insiste en que la gestión de las residencias fue clave a la hora de paliar las consecuencias de la pandemia. De hecho, el dato es arrollador, ya que más del 60% de los fallecidos lo hicieron en residencias, no en hospitales, algo que deja en evidencia que algo no se gestionó bien en estos centros.

“Queremos dejar al margen de toda responsabilidad penal a la gran mayoría de los trabajadores de las residencias. Muchos de ellos, además, decidieron encerrarse con los ancianos arriesgando sus vidas, por lo que tienen la mayor admiración de quien formula la presente denuncia”, detalla el denunciante.

Las denuncias a Simón no han venido solo por la responsabilidad con el número de fallecidos. También hay quien se ha querellado contra el director desde 2012 del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad por no haber dotado de material sanitario o por la existencia de tests defectuosos. Pero lo que está claro es que Simón está en el punto de mira de muchos españoles que le consideran culpable de una mala gestión de la pandemia.

La novedad en este caso es que se incluye como responsable, además de Simón, a la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación, pues, según el criterio del denunciante, son “autores de los presuntos delitos de la prevaricación de los funcionarios públicos y otros comportamientos injustos y de homicidio imprudente, tal como exponemos”.

Comentarios