Simón dice que las CCAA sabrán si cambian de Fase entre el viernes y el sábado
Fernando Simón director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias en España.

el corte ingles

Cada vez que aparece una alerta sanitaria en España, como ocurre en estos momentos con el coronavirus, aparece en escena el rostro de una persona ya conocida por la mayor parte de la población, el de Fernando Simón.

Fernando Simón es un médico maño que cuenta con una larga trayectoria a nivel internacional y que ocupa el puesto de director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. Este cargo es el que le lleva a aparecer diariamente en rueda de prensa para informar al detalle sobre los avances de la epidemia en el territorio nacional.

El experto epidemiólogo de 59 años transmite con claridad la información recabada en torno al coronavirus u otras epidemias. De hecho, no es la primera vez que es frecuente verle delante de los medios de comunicación, ya que fue el portavoz del comité especial sobre el Ébola en España en el año 2014. Además, también se le ha podido ver a la hora de hablar de crisis sanitarias y problemas como la Gripe A, la listeriosis o el zika.

FERNANDO SIMÓN, UNA REFERENCIA EN EMERGENCIAS DE SALUD PÚBLICA

Desde que era pequeño, el aragonés tenía claro que quería dedicarse a la medicina, algo en lo que pudo haber influido que su padre fuese un reputado psiquiatra de Zaragoza, Antonio Simón.

Tras cursar sus estudios en el colegio privado y bilingüe Montearagón inició su carrera universitaria para licenciarse en Medicina por la Universidad de Zaragoza. Luego amplió sus conocimientos en Inglaterra y Francia, logrando diplomarse en Epidemoiología en la London School of Hygiene and Tropical Medicine.

Durante su trayectoria formó parte del Programa Europeo de Formación en Epidemiología de Intervención de Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades. También trabajó en su ciudad y algunos pueblos de Huesca, aunque también ha vivido en el extranjero.

NUEVE AÑOS EN ÁFRICA

Este médico vocacional decidió salir de España en la década de los 90. Ocupó varios puestos de responsabilidad en la salud pública y epidemiología en varios países y organizaciones en África y América Latina.

Entre sus labores más destacadas se encuentran la ejercida al frente del Centro de Investigación en Enfermedades Tropicales de Manhica (Mozambique) o el Hospital de Ntita (Burundi). En estos países, así como en Somalia, Tanzania o Togo, pudo ampliar sus conocimientos e investigar y estudiar acerca del SIDA, la tuberculosis o la malaria, entre otros.

Tras estar casi durante nueve años en África, pasó por Guatemala y Ecuador antes de regresar a Europa. En primer lugar lo hizo para instalarse en París y trabajar en el Instituto de Vigilancia Epidemiológica.

Entre los años 2003 y 2011 ocupó el cargo de jefe de la Unidad de Alerta y Respuesta del Instituto Español de Salud Carlos III. Desde 2012 es director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad. Además, también es el coordinador Nacional de organismos españoles competentes para el ECDC (Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades).

Es un referente en emergencias de sanidad pública, siendo reconocido tanto por sus grandes conocimientos como por su capacidad para la coordinación y gestión de las crisis sanitarias. En todo momento se muestra templado, riguroso y disciplinario. En sus comparecencias transmite sentido común y calma.

Fernando Simón habla a diario de los avances del coronavirus en España
Fernando Simón es hijo de un médico psiquiatra, está casado y tiene tres hijos, con quienes disfruta de gran parte de su tiempo libre.

CASADO Y CON TRES HIJOS

Fernando Simón está casado con María Romay-Barja, una científica especializada en enfermedades tropicales. En la actualidad, su mujer trabaja como Community Manager de Red de Investigación Cooperativa en Enfermedades Tropicales (RICTE) en el Instituto de Salud Carlos III.

Además, María es socia de una empresa llamada El Sitio de Arca, especializada en estudios de mercado. Ella procede de una familia de emprendedores, con algunos de sus miembros relacionados con el mundo del espectáculo y las artes escénicas en Madrid. De hecho, uno de sus hermanos es productor y distribuidor teatral.

El portavoz del coronavirus, que habla seis idiomas, y su mujer, tienen tres hijos (una niña y dos niños). Sus edades están comprendidas entre los 10 y los 22 años. Por ellos decidieron regresar a España en 1998 tras su paso por África, América Latina y Europa. El propio Simón reconoció que quería que sus descendientes estuviesen más cerca de sus abuelos.

Sus hijos mayores (el pequeño tiene 10 años) se dedican también al mundo de la ciencia y la investigación. La familia lleva una vida sencilla en Alameda de Osuna (Barajas – Madrid), donde residen en una casa unifamiliar.

El médico maño es una persona muy familiar que siempre que puede está con sus hijos y su mujer. No obstante, en recientes entrevistas ha reconocido que su labor como portavoz de la crisis del coronavirus ha hecho que duerma poco, coma poco y apenas pueda ver a su familia.

FERNANDO SIMÓN, AFICIONADO A LAS MOTOS Y LA ESCALADA

Fernando Simón es un gran aficionado a las motos. De hecho, se desplaza en una de ellas desde su casa a su trabajo en el Paseo del Prado. Allí es donde se encuentra la sede del Centro de Emergencias Sanitarias.

Además, siempre que tiene la oportunidad practica montañismo y escalada, siendo un apasionado de la naturaleza. Además, tiene en su haber un premio al mejor escalador senior en Madrid.

En el entorno médico le llaman de forma cariñosa “Doc”, aludiendo al personaje de la conocida”Regreso al futuro”. Con él comparte un pelo canoso revuelto. Es un trabajador capaz de hacer jornadas laborales superiores a las 10-12 horas desde que saltó la alarma por coronavirus. A pesar de ser ya un personaje público conocido, prefiere mantenerse en un discreto segundo plano y no tiene redes sociales. Lo que se publica en ellas lo sabe a través de sus hijos.

Otro de los puntos que gusta de él es su independencia, ya que ha sabido mantener distancias con los políticos. De hecho, aunque llegó al cargo de director del Centro de Coordinación de alertas y Emergencias Sanitarias durante el Gobierno de Mariano Rajoy, se ha mantenido en su cargo con el resto de partidos políticos.

Desde 2014, momento en el que el Gobierno consideró necesario que fuese un técnico el que explicase la crisis por contagio de ébola de la auxiliar de enfermería Teresa Romero, es el rostro que aparece en pantalla para explicar las diferentes epidemias que afectan a los ciudadanos españoles.

Comentarios