dalmau alepo
Imagen de Augusto Ferrer-Dalmau con las tropas rusas en Alepo y uno de sus bocetos.

El pintor español Augusto Ferrer-Dalmau ha estado en la ciudad siria de Alepo acompañando a las tropas rusas desplegadas allí en apoyo del régimen del presidente sirio, Bachar Al Asad, para tomar apuntes y bocetos con los que está dando forma a un cuadro de grandes dimensiones, que presentará en mayo en Moscú por encargo del Ministerio de Defensa ruso.

Ferrer-Dalmau está considerado como el más prestigioso autor vivo de pintura militar española y ha estado con las tropas españolas en Afganistán, Mali y Líbano. En los últimos años ha recreado acontecimientos históricos de carácter militar como ‘Rocroi, el último tercio’ o ‘Carga del río Igan por el Regimiento Alcántara’.

Hace un año visitó el taller Grékov de pintura militar en Moscú y las autoridades rusas le plantearon la posibilidad de ir a Siria y “conocer al soldado ruso”, según explica el autor catalán a MONCLOA.COM.

El pintor llegó a Siria el 29 de septiembre y pasó diez días en las bases rusas de Jmeimim, Tartús y Alepo. En esta ciudad estuvo en primera línea de fuego ya que se siguen produciendo combates en los arrabales de esta ciudad siria.

Allí pudo tomar apuntes e hizo bocetos con los que pintará un “cuadro humano” para el Ministerio de Defensa ruso, en el que aparecerán soldados sirios y rusos confraternizando con la población local de Alepo.

Ferrer-Dalmau se considera el único español que ha convivido seguramente con los soldados rusos desde la II Guerra Mundial. En Alepo ha perdido algunos “prejuicios” que tenía sobre el soldado ruso, fruto de las “películas de Hollywood”, y considera que tanto los soldados como los mandos rusos son “muy parecidos” a los españoles en su disciplina y proceder.

Este autor español, conocido también como ‘el pintor de batallas’, opina que “Rusia también está en la guerra contra el yihadismo, que es una verdadera amenaza para el mundo”, de ahí que lamente que la lucha rusa contra el Daesh en Siria no sea de la mano con otros países occidentales.

 

Comentarios